La Doncella que se Enamoró de La Luna

La Doncella que se Enamoró de La Luna.

En los mágicos Esteros del Iberá, en el que durante años y años los mariscadores han recorrido sus intrincados canales, se encuentra la llamada laguna del Iberá en cuyas aguas flota una hermosa planta llamada Irupé. Dicen aquellos que saben que antes no existía, pues esta planta nació de un amor imposible. Y así cuenta … Leer másLa Doncella que se Enamoró de La Luna

El Zorro y el Decreto

El Zorro y el Decreto

Era este un zorro que andaba muerto de hambre y no hallaba nada para llevarse al buche, cuando a lo lejos distinguió un rancho en medio del monte Ahí anduvo rondando hasta comprobar que no había ni dueños ni perros en las cercanías y entonces se animó a acercarse olfateando por si habían dejado siquiera … Leer másEl Zorro y el Decreto

El Origen del Cactus

El Origen del Cactus

 Leyenda de los Valles Calchaquíes En los valles Calchaquíes abundan los cardones, sobre todo en la parte norte. Según una de las muchas leyendas, son los valientes indios que enviados por el Inca para detener a los conquistadores, esperaron y esperaron la orden de atacarlos por sorpresa, pero esta orden nunca llegó, pues los chasquis … Leer másEl Origen del Cactus

Carta de un Gaucho

Carta de un Gaucho

(Tomado de la revista Claridad  mayo de 1936)  La Voz del Gaucho a quien se exalta en la ciudad y se explota en el campo Compadre Zamora: Sé que es usted un hombre de ley, un criollo de los buenos, por eso recurro a sus servicios. Nunca he leído la revista que usted saca pero … Leer másCarta de un Gaucho

Japeusa y la muerte

Japeusa y la muerte

Leyenda Guaraní En las tierras que un día fueran territorio guaraní, justo en la colina de Areguá[1], habitaban al comienzo de los tiempos Rupave y Sypave[2], los padres primeros y sus hijos. Entre estos hijos estaba la bella y dulce Yrasema, poseedora de una voz tan maravillosa que parecía el suave murmullo de las aguas. … Leer másJapeusa y la muerte

El Negro Herrera

El Negro Herrera

Cuento folklórico de Juan Soldao Un día tres hermanos salieron a rodar tierras. Al atardecer llegaron a la casa del Negro Herrera, y le pidieron permiso para pasar la noche en su casa. El Negro les dio permiso para que duerman. Debo decirles que el Negro Herrera era el diablo y se comía a todas … Leer másEl Negro Herrera

El Quemadito

El Quemadito

Leyenda de Catamarca   Esta leyenda tiene un origen real El Quemadito es, hasta la actualidad, un santo popular nacido en medio de los enfrentamientos entre unitarios y federales en el punto del camino entre Miraflores y Huillapina (Catamarca) en el que se encuentra  una cruz. En esa cruz cuelga un tarrito de hojalata para … Leer másEl Quemadito

El Chapino

El Chapino

Leyenda Gaucha (Santa Fé)   Si viaja uno por los muchos pueblos de la Argentina encuentra en distintos lugares nombres que tienen historias a cuál más interesante, como esta que vengo a contarles sobre el nombre Chapino. El chapino fue una de las postas del camino real que partía de la zona de Ancalú[1] , … Leer másEl Chapino

Las Mujeres Mandan Hasta Hoy

Las Mujeres Mandan Hasta Hoy

Cuento Folclórico Un día cierto santo tuvo una discusión con Dios. Ignoro cómo comenzó la discusión, solo me han contado que el santo afirmaba que él hombre debía ser la autoridad superior en el hogar y Dios, que podía que sí podía que no. Porfiado el santo  le apostó a Dios que seguro eran más los … Leer másLas Mujeres Mandan Hasta Hoy

Leyenda de Hunuc Huar

Leyenda de Hunuc Huar

Leyenda Huarpe   Cuentan los huarpes que el primer poblador de los territorios de Cuyo fue Hunuc. Hijo de la montaña y del sol. Hunuc era libre de disfrutar de todo lo que la naturaleza le ofrecía en su generosidad. Sin embargo llegó un día en que un deseo irrefrenable comenzó a carcomerle el corazón: … Leer másLeyenda de Hunuc Huar

El Origen del Río Negro Leyenda Mapuche

El origen del Río Negro

Leyenda mapuche

 

Todo tiene un origen, también los ríos y hoy les vengo a contar el origen del Río Negro[1]

Eran tiempos mágicos en la Patagonia Argentina. Tiempos en que el mundo humano y el divino se entrecruzaban en la trama del destino creando lo que nunca había existido y lo existe eternamente. Fue en esos tiempos en los que nació el Río Negro, y así lo cuenta la leyenda….

Mucho antes de la conquista, dispersas por la vasta tierra se asentaban las tolderías mapuches. Entre ellas intercambiaban productos, se establecían matrimonios y muchas veces compartían las caserías. Neuquén hijo de un lonco[2] del norte era muy amigo de Limay, hijo de un lonco del sur. Les gustaba juntarse para salir de caza persiguiendo guanacos, bañarse en los lagos o simplemente compartir sus sueños. Más que amigos eran hermanos y lo hubiesen seguido siendo de no ser por una voz que irrumpió en su mundo de camaradería creando una fisura.

Sucedió una de las tantas tardes compartidas. Estaban persiguiendo un guanaco que lograba escurrirse una y otra vez, cuando de pronto escucharon una voz maravillosa y seductora. Intrigados siguieron la melodía hasta la orilla del lago Huechulafken[3], descubriendo en su orilla a una jovencita tan hermosa que sus corazones parecieron incendiarse de pasión.

Leer másEl Origen del Río Negro Leyenda Mapuche

Zapam Zucum

ZAPAM- ZUCUM Leyenda Aymará

Leyenda Aymará

 

Según algunos esta divinidad es original del pueblo de Vichigasta (La Rioja).

He andado muchos caminos encontrando en cada uno cuentos y leyendas que se trasmiten de boca a oreja desde tiempos lejanos.  Caminando en la voz de las historias que recorren Jujuy, Salta, Catamarca y tantas otras regiones me he encontrado con Zapam-Zucum, un personaje legendario, o mejor sería decir una mujer. No cualquier mujer, no…una muy especial que les invito a conocer.

Dicen que todo es según el cristal con que se mira, prueba de ellos es la contradicción que existe en el modo de describir a este personaje. Para unos  Zapam-Zucum es una mujer joven y hermosa, de femeninos rasgos aindiados, ojos negros  brillantes y agudos. Largo y lacio cabello renegrido que le cae más allá de la cintura. Blancos como la nieve de las montañas donde vive son sus manos y sus pies. Libre de toda atadura social, anda desnuda sin ocultar nada, ni siquiera sus descomunales pechos que agitándose al andar van cantando Zapam-Zucum Zapam-Zucum Zapam-Zucum… De tanto oír este canto, quienes la escucharon este nombre le han dado.

Leer másZapam Zucum

Leyenda Las Aguas del Bermejo

Leyenda del Norte Argentino

Rojas son las aguas del Bermejo

Rojas como la sangre y la furia

Rojas las que habían sido de clara transparencia

y serena pesca.

 

 

En el tiempo en que los años se contaban por lunas, y los causes de los ríos están libres de grandes embarcaciones cargadas de extraños, vivían cerca del río Bermejo dos tribus que deslizándose en canoas talladas de un único tronco de timbó o aguaribay, seguían la corriente pescando dorados y pacúes. Por entonces las aguas del río eran claras como las de sus vecinos: los ríos Pilcomayo y Uruguay. Así afirman las tribus que aún recuerdan la causa de tan drástico cambio.

Sucedió en ese tiempo que tobas y matacos, enemigos acérrimos, combatían sin cesar por adueñarse del río, de la abundante pesca que él brindaba, de la libertad para sumergirse en sus aguas frescas en las tardes calurosas, o para sentarse a sus orillas en las noches de luna; que la hermosa y decidida hija del cacique toba fue capturada por guerreros matacos.

leyenda del rio bermejo

Duro fue al comienzo la vida de la joven cautiva, más pronto sus captores se le hicieron menos extraños, al descubrir que no eran tales las diferencias que unos y otros aseguraban tener. Claro que a esto contribuyó el haber conocido al apuesto hijo del cacique con quien comenzó a pasar largas horas caminando tras las huellas del ciervo de los pantanos, conversando bajo la sombra de un urunday, nadando en el río, entre miradas y sonrisas que tejieron el amor.

Leer másLeyenda Las Aguas del Bermejo

Taamta y el Metal Sagrado

Taamta y el metal sagrado

 

Leyenda Tehuelche

 

Allá en tierras de la Patagonia, cuentan que en los tiempos antiguos, cuando no se conocían caballos ni invasores barbudos, en un profundo cráter volcánico, en la meseta del Lago Buenos Aires[1],  vivía una mujer con poderes mágicos, que ninguna otra podría igualar. Su nombre era Taamta. Nunca se supo su origen, ni el nombre del padre de su hijo. Quizás fuese hija de algún dios, quizás no. Quizás fue la madre tierra quien le otorgó sus dones, o fue ella quien supo extraerlos de su propio espíritu. Lo único cierto es que existía.

Taamta poseía poder sobre los animales y las plantas con quienes convivía pacíficamente y a los que amaba tanto como a su único hijo. A todos dispensaba sus cuidados y no había secreto de la naturaleza que no conociera.

Un mal día el zorro, de quién todos conocemos su naturaleza tramposa y provocadora, siempre dispuesto a jugar y a hacer picardías, asustó de tal modo a los pacíficos animales que estos huyeron en gran desorden, desbandándose en todas direcciones. Al oír el desacostumbrado ruido, Taamta abandonó sus tareas y salió para ver qué ocurría. Ignorante de la causa comenzó a correr a pie, intentando rodearlos y reunirlos en majadas, para poder luego arrearlos de regreso al cráter, donde desde siempre habían habitado.

Leer másTaamta y el Metal Sagrado

Lo que vale un güeso bien puesto

 

 

 

 

 

Cuento de campo

Dicen que sobra ingenio en el campo y de eso doy fe. Vaya este cuento campero que me han contado como ejemplo fiel.

La peonada estaba de fiesta, la cosecha había concluido  y el patrón les agradecía con una celebración muy especial pues se sentía henchido de satisfacción al saber que su hija mayor muy pronto se casaría con el doctor. Como es sabido en estas fiestas la comida, la música y la bebida circulan sin cesar modificando los ánimos, impulsando a bravatas y juergas tanto como a los ardores del amor. Así sucedió ese día.

Esa misma mañana el doctor le había enviado al patrón una yunta de hermosos caballos zainos[1], aún potrillos, como agradecimiento por darle la mano de la niña. Todos los peones acudieron a verlos compitiendo entre ellos a ver quién se les animaba. Un tape[2] jovencito, aprendiz de domador y bravucón apostó que él lo haría y sin dar tiempo a nada entró al corral y de un salto montó al zaino más alto, que de un simple corcoveo lo arrojó lejos ante la carcajada de todos los presentes, dejándolo magullado y avergonzado.

Leer másLo que vale un güeso bien puesto

Choiols el origen de la Cruz del Sur

Choiols, el origen de la Cruz del Sur

Choiols, el origen de la Cruz del Sur
Leyenda Tehuelche: Choiols, el origen de la Cruz del Sur

Leyenda Tehuelche (Aónikenk)                

 Choiols el origen de la Cruz del Sur es una hermosa leyenda sobre el origen de la Cruz del Sur.

Hace tantos años que no se pueden contar, mucho antes de la llegada de los españoles, los Chonkes[1] acostumbraban cazar con el sistema de Aorke[2] a todo tipo de animales y de ese modo obtenían alimento, pieles y todo lo necesario para la vida. Sucedió en ese tiempo que un gran avestruz macho arisco y ligero se les escapaba una y otra vez. Sintiéndose ofendidos en su destreza decidieron darle caza a como diese lugar.  Empeñados en el desafío lograron cerrar el cerco, más cuando los boleadores a punto estaban de arrojar sus armas, el astuto avestruz logró sortearlos y escapar entre los matorrales en dirección al sur.

Los chonkes corrieron tras él al grito de: ¡No escapará! ¡Shotel, shotel![3]  gritaban los más adelantados a los que iban a la zaga, dado que entre las matas se enredaban las boleadoras. Las flechas cruzaron el aire, sin clavarse ni una en el cuerpo de avestruz.

Casi lo habían perdido cuando un jovencito lo descubrió y corrió tras él seguido por unos pocos jóvenes. Detrás quedaban los más ancianos y los animales desconcertados al ver que por una vez sus enemigos de siempre no les perseguían.

Al filo de la meseta, nacía en ese momento el bello arco iris anunciando el fin de la lluvia. Hacia allí se dirigía el avestruz con sus cazadores detrás. Todo era carrera y gritos, zumbido de iatchicoi[4]  y desesperación de la presa.

Leer másChoiols el origen de la Cruz del Sur

La leyenda del Uturunco

El hombre-tigre: la leyenda del Uturunco. Hombre-puma u hombre-tigre, es lo que en quechua significa Runa-Uturunco. Este híbrido hace parte de las leyendas argentinas, y se dice que está presente sobe todo en el noroeste argentino. La leyenda del Uturunco menciona que existe un hombre que en el día es conversador y pasa desapercibido entre … Leer másLa leyenda del Uturunco

La leyenda del Zupay – Leyendas argentinas

La leyenda del zupay

Leyenda del Zupay… Esta es una de las leyendas argentinas que puede verse como la fusión de dos tradiciones. Una que viene del catolicismo de la Edad Media, y que fue convertida en verdad absoluta luego de muchas especulaciones: la existencia del Demonio, el Diablo o Lucifer. La otra tradición es de origen inca, que … Leer másLa leyenda del Zupay – Leyendas argentinas

Leyenda del Tordo, el pájaro sin nido…

leyenda del tordo

Leyenda del Tordo: el pájaro sin nido. El tordo es un pájaro que posee un plumaje negro, y es protagonista de una leyenda argentina que narra la forma en que el ave tomó su color. Otras versiones van más lejos y cuentan el por qué el pájaro no aprendió a construir su propio nido y … Leer másLeyenda del Tordo, el pájaro sin nido…

El Pitayovai, un genio maligno que habita en la selva.

El pitayovai

El Pitayovai, un genio maligno que habita en la selva. El dibujo que encontrarás en varios lugares del pitayovai es aterrador: un hombre de cabello corto y ensortijado, estatura media, emitiendo un grito y abrazado a otro hombre, con una hacha en su mano. Con esta imagen es posible que nadie desee encontrárselo en ninguna … Leer másEl Pitayovai, un genio maligno que habita en la selva.