Tarta de calabaza y choclo con masa integral con semillas

¿Deseas una receta nutritiva y deliciosa? ¡No esperes más para preparar este delicioso tarta de calabaza y choclo!

El sabor y la consistencia de este tarta son únicos. Para que te hagas una idea, la corteza está hecha con semillas, lo que le da una textura crujiente al principio, pero luego se vuelve blanda.

Te recomendamos: Cómo hacer arepas de choclo con queso

Además, los dos componentes principales de la receta desprenden un sabor dulce.

Después de averiguar cómo prepararlo correctamente, puedes modificar algunos de sus ingredientes para adaptarlos a tu gusto.

El objetivo es crear la misma corteza pero con un relleno diferente. Para hacer esta deliciosa tarta de calabaza y choclo necesitarás:

Ingredientes

Para la masa:

  • 80 gr. de Harina 0000 (también llamada harina de poca fuerza)
  • 80 gr. de Harina Integral Fina
  • 4 gr. de Polvo para Hornear
  • 1 cdita. de Sal
  • 1 cdita. de Semillas de Lino
  • 2 cditas. de Semillas de Girasol
  • 40 gr. de Aceite de Girasol
  • 70 gr. de Agua

Para el relleno:

  • 400 gr. de Calabaza
  • 2 Puerros
  • 300 gr. de Choclo
  • 1 cdita. de Pimentón
  • 1 cda. de Queso Rallado
  • 2 cda. de Queso Crema
  • 2 Huevos
  • 150 gr. de Queso Fresco
  • Aceite de Girasol c/n
  • Sal y Pimienta Negra a gusto

Preparación

Para la masa:

1- En un bol, combina todos los ingredientes hasta formar una masa. Amásala durante 5 minutos y luego déjala reposar 10 minutos.

2- Extiende la masa hasta que tenga un grosor de unos 2 mm y colócala en un molde de tarta adecuado. Con un tenedor, haz agujeros en la superficie de la masa antes de reservarla hasta el momento de rellenarla.

Para el relleno:

1- Pon un poco de aceite de girasol en una sartén y caliéntalo a fuego medio hasta que se caliente.

2- A continuación, añade los puerros picados y la calabaza cortada en dados, removiendo continuamente hasta que ambos estén blandos. Para evitar que se quemen o se sequen, añade agua caliente poco a poco mientras se cocinan.

3-  Comprueba si la calabaza está bien cocida pinchándola con un tenedor y luego añade el choclo, continuando la cocción hasta que el líquido se haya evaporado.

4- Por último, apaga el fuego y deja que todo se enfríe a temperatura ambiente.

5-  En un bol aparte, mezcla bien el queso crema, los huevos, el pimentón, el queso rallado, la pimienta y la sal. Añade entonces los ingredientes cocidos junto con el queso fresco cortado en dados y mezcla una última vez.

6- Reparte este relleno uniformemente sobre la masa reservada y hornea a 180°C durante 40 minutos (o hasta que la corteza esté dorada).

Cuando hayas terminado de hornear el tarta, déjalo enfriar 15 minutos a temperatura ambiente para que no se desmorone al servirlo.

Esperamos que te haya gustado esta receta y te recordamos que tenemos otras deliciosas recetas disponibles en nuestro sitio web.