Rosquillas de Semana Santa, una receta dulce con sabor a limón y anís

La Semana Santa en España y parte de Latinoamérica es un momento lleno de tradiciones culinarias, donde tanto platos salados como dulces tienen un papel importante.

Entre las delicias más esperadas se encuentran las rosquillas de Semana Santa, un dulce típico de la temporada que deleita con su sabor a limón y anís.

Te recomendamos: Tortitas de pescado para Semana Santa con 6 ingredientes

Esta receta, sencilla y rápida de preparar, ofrece una opción dulce perfecta para disfrutar durante esta festividad religiosa.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 750 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 250 ml de leche entera
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 60 ml de licor de anís
  • Ralladura de un limón
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de girasol para freír
  • Azúcar para rebozar

Preparación

  1. En un bol, batir los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y aumente de volumen.
  2. Agregar una pizca de sal, el aceite, la leche, el licor de anís y la ralladura de limón. Batir hasta incorporar bien todos los ingredientes.
  3. Mezclar la mitad de la harina con la levadura en polvo y tamizar sobre la mezcla anterior. Incorporar la harina poco a poco hasta obtener una masa espesa pero manejable.
  4. Espolvorear harina sobre una superficie de trabajo y verter la masa. Trabajar la masa hasta obtener la consistencia deseada, blanda pero firme.
  5. Cubrir la masa con un paño limpio y dejar reposar durante 10 minutos para facilitar su manejo.
  6. Con las manos enharinadas, tomar porciones de masa y formar churros, uniéndolos en forma de rosquilla.
  7. Calentar aceite de girasol en una sartén a fuego medio. Freír las rosquillas hasta que estén doradas por ambos lados, dejando espacio entre ellas.
  8. Retirar las rosquillas del aceite y colocar sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  9. Mientras las rosquillas aún estén calientes, rebozarlas en azúcar.
  10. Dejar enfriar las rosquillas sobre una rejilla o plato antes de servir.

Consejos

  • Para un toque extra de sabor, se puede añadir un poco de canela a la mezcla de azúcar para rebozar las rosquillas.
  • Es importante asegurarse de que el aceite esté a la temperatura adecuada antes de freír las rosquillas para evitar que absorban demasiada grasa.
  • Las rosquillas de Semana Santa se conservan bien en un recipiente hermético durante varios días, por lo que se pueden disfrutar en diferentes momentos de la semana.

Con su sabor tradicional y su textura esponjosa, estas rosquillas de Semana Santa son una verdadera delicia para disfrutar durante esta temporada festiva.

Ya sea como postre o como un dulce capricho entre comidas, estas rosquillas caseras seguro que conquistarán a todos en la mesa.

¡Disfruta de estas delicias dulces y celebra la Semana Santa con sabor y alegría!