Saltar al contenido

Manteca casera: una receta (muy fácil) con 2 ingredientes, para hacerla en casa

La manteca, es un ingrediente fundamental y muy utilizado en la cocina diaria. De hecho, en las comidas principales la manteca le aporta sabor y una textura única. Y, ¿si hacemos Manteca casera?

Si hablamos de la Manteca casera que podemos elaborar en casa, solo se necesita de la crema de leche y un poco de sal. De esta manera, se obtiene la mejor de las manteca, quedará saborizada y con una textura increíble.

Manteca casera

Inclusive la manteca tiene historia y es milenaria, es interesante notar como en la Roma antigua se creía que la manteca tenia poderes sanadores. De hecho, se la utilizaba por sus propiedades medicinales y era aplicada para ciertas dolencias físicas.

Te puede interesar: Cómo hacer Medialunas de Manteca caseras.

Sin duda alguna, se trata de una receta que podemos elaborar en casa para integrarla en diversas preparaciones, veamos a continuación el paso a paso de esta delicia de la cocina:

Ingredientes para hacer Manteca casera

Preparación

  • Ante todo, hay que conseguir un frasco con tapa previamente esterilizado. La forma correcta de hacerlo es colocar el frasco con agua fría en una olla con agua hasta que hierva, y dejarlo en hervor durante unos 10 minutos aproximadamente.
  • Cuando finalice el tiempo de hervor, lo retiramos y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  • Paso siguiente, añadimos la crema de leche en el frasco hasta la mitad y una pizca de sal, asegurarnos de que la tapa cierre muy bien.
  • Una vez que nos aseguramos de que está bien cerrado el frasco, comenzamos a agitarlo enérgicamente. Por lo menos, lo hacemos durante unos 5 minutos sin pausa.
  • Solo si efectuamos el movimiento de esta manera, observaremos que se solidificó una parte y la otra quedó liquida. Ese liquido sobrante es suero, por lo que debemos desecharlo y para ello utilizaremos un colador, bien escurrido.
  • Nuevamente tapamos el frasco y lo agitamos con energía, durante unos 10 minutos más hasta solidificar todo lo que se puede. Recordemos colarlo al finalizar el movimiento intensivo.
  • Al terminar este procedimiento lo llevamos a la heladera para que se complete bien la textura y quede más consistente, podemos dejarlo el tiempo que queramos antes de comenzar a utilizarla.
  • ¡Lista para ser usada y degustar esta rica Manteca casera en galletitas, pan y para integrarla en todo plato diario!

Recomendaciones:

  • También se puede optar por usar la batidora eléctrica, pero debe emplearse al mínimo, así no corremos el riesgo de que se nos corte la manteca.
  • Además, se puede saborizar la manteca agregando bien picaditos el ajo, tomillo o limón. Para que sea dulce, en vez de sal, podemos añadirle azúcar.
  • El proceso para aromatizar la manteca es muy sencillo, una vez que hemos batido la mantequilla y separamos lo sólido del suero, es el momento en el que podemos añadir los ingredientes con los que deseamos saborizarla.
  • Saborizarla es lo mejor para acompañar aperitivos, tostadas, enriquecer masas o incluso cocinar con ella pescados o carnes. Excelentes opciones para tener en cuenta y darle múltiples usos a la manteca casera.