Saltar al contenido

Acelga hervida: Cuánto dura en la heladera y Cómo conservarla de la mejor manera

La Acelga, es una de las verduras más saludables que podamos consumir, en mi caso cuando hablo de ellas siempre digo que son la versión rústica de las espinacas, ya que tiene un sabor un poco más intenso y la verdad debo decir, que me gusta mucho más.

La Acelga se caracteriza por ser una hoja grande, de color verde con nervios muy marcados y tallos blanquecinos.  Estos también son comestibles una vez que están cocidos, con ellos pueden hacerse desde milanesas hasta escabeches súper deliciosos. 

El consumo de estas hortalizas nos benefician mucho, ya que contienen cantidades generosas de vitaminas, calcio y antioxidantes esenciales. Nos pueden ayudar a prevenir diferentes clases de enfermedades, tales como el Alzheimer, enfermedades cardiovasculares y hasta previene el colesterol.

Además nos protegen de diferentes clases de agentes patógenos, al fortalecer notablemente nuestro sistema inmunitario. Fortalece nuestros huesos y nos preserva de sufrir perdida paulatina en nuestra visión.

Ya que es una hoja verde, obviamente que no dura mucho. Una vez cosechada suelen durar frescas aproximadamente unos 3 días y si está en la heladera unos 5 días siempre y cuando este bien conservada. Cuando decimos esto, nos referimos a que como todas las cosas, la conservación de la acelga, también tiene sus trucos.

Conservación de la Acelga

Hay diversas formas de conservar las acelgas, sin embargo es clave que a la hora de elegirlas, seleccionemos aquellas que no son muy grandes, ya que cuanto más grande la hoja, más duras y amargas serán.

Deben ser firmes, de un color verde intenso brilloso y la penca debe ser blanca. Por el contrario, si vemos que su aspecto es medio amarillento y que sus nervios son muy grandes, te aconsejamos a que desistas de comprarlas, definitivamente te arruinaran la preparación.

Ahora que te hemos aclarado esto, pasamos a contarte algunos tips que solemos utilizar para mantenerlas frescas.

Cómo conservar la Acelga cruda

  • El primer paso es lavarlas bien, ponemos unas gotitas de lavandina en el agua que vayamos a utilizar para lavarlas, las dejamos reposar por unos 5 minutos y enjuagamos bien una por una.
  • Una vez que están limpias, escurrimos bien y secamos con un trapo.
  • Luego vamos a guardarlas en un recipiente hermético. Vamos a hacerlo a modo de capas, ponemos en la base una servilleta de papel, acomodamos unas hojas de acelga y luego, otra servilleta. Repetimos la operación hasta acomodarlas a todas.
  • Llevamos el recipiente a la heladera, pero lo vamos a dejar en la parte de abajo para que no reciba el frío intenso.

Como conservar la acelga cocida

Para conservar la acelga cocida primero que nada, debemos entender que la mejor manera para cocinarlas es al vapor. Es un método sencillo, 

En el caso de no tener una vaporera o vaporiera(como más les guste llamarla), podemos hacer lo siguiente:

-Lavamos la acelga y sacudimos un poco para retirarle el exceso de agua.

-Las ponemos en una olla sin nada de aceite y sin nada de agua. Las gotitas de agua que han quedado en las hojas, serán evaporadas y cocinaran lentamente las hojas, por ello debemos tapar bien la olla y dejamos cocinar por unos minutos.

De esta forma conseguiremos el mismo efecto del vapor o la otra opción, es ponerlas en una olla con agua hirviendo y dejarlas allí hasta que estén bien blanditas.

Ahora bien, una vez que está cocida en la heladera nos puede durar unos 3 días como mucho. Por ello, a nuestro parecer, la mejor manera de conservarlas es en el freezer.

Entonces si te decidís por esta opción, te aconsejamos que una vez que las tengas cocidas, las dejes enfriar y retires todo el exceso de agua que pueda llegar a tener (presionando la acelga). Luego las cortamos en pedacitos y las separamos en raciones, las ponemos en diferentes bolsitas o en una misma también las podemos separar. Esta forma facilitará mucho su uso ya que no desperdiciara nada.

La acelga congelada, puede llegar a durar unos 12 meses aproximadamente, podemos llegar a hacer infinidad de recetas con ellas.

Sin lugar a dudas, si todavía no sos de consumir frecuentemente esta verdura, te aconsejo que la agregues sin falta a tu menú. ¡Es deliciosa!