Tarta de manzana repleta de manzanas ¡poca masa!

La tarta de manzana es un postre emblemático que se disfruta desde hace siglos. Se originó en Europa y desde entonces se ha convertido en un favorito en muchos países, desde Estados Unidos hasta la India.

Su textura esponjosa y su sabor dulce la convierten en una comida reconfortante clásica que gusta a mucha gente. La receta tradicional consiste en una masa de bizcocho que se rellena con rodajas de manzana y se hornea hasta que está dorada y jugosa.

Te recomendamos: Tarta de Ricota fácil y económica ¡Sin Manteca! ¡La de la Abuela!

Según los ingredientes utilizados, la receta puede adaptarse y cambiarse para crear sabores y texturas diferentes. Por ejemplo, añadir canela o nuez moscada puede dar a la tarta un sabor más picante o añadir azúcar moreno puede darle un dulzor más rico.

Independientemente de las variaciones, la receta básica es relativamente rápida y fácil de hacer, lo que la convierte en la favorita de los hogares ocupados que quieren un postre delicioso en poco tiempo (aproximadamente 10 minutos de preparación y 55 de cocción).

Para esta tarta de manzana, vas a necesitar:

Ingredientes

  • 2 Huevos
  • 65 gr. de Azúcar 
  • 1 cdita. de extracto de Vainilla
  • Una pizca de Sal
  • 100 ml. de Leche
  • 40 ml. de Aceite
  • 80 gr. Harina 0000
  • 10 gr. de Levadura seca
  • Ralladura de Naranja a gusto
  • 4 Manzanas dulces

Procedimiento

1- Precalienta el horno a 180 °C y unta un molde redondo con aceite en aerosol.

2-  En un bol, bate los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla suave y pálida.

3- Añade el extracto de vainilla, la sal, la leche y el aceite y sigue batiendo hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

4- Tamiza la harina con la levadura en polvo y añádela poco a poco al bol mientras remueves con una espátula o cuchara de madera hasta obtener una consistencia homogénea y sin grumos.

5- Ralla un poco de ralladura de naranja en la masa para darle ese sabor cítrico.

6- Quita la piel a las manzanas y córtalas en rodajas finas (o en gajos, queda a tu gusto), desechando el corazón y las semillas.

7- Vierte la masa en un molde y empareja la parte superior con una espátula.

8- Coloca encima las rodajas de manzana en forma circular, presionándolas ligeramente para que se hundan un poco en la masa. Si quieres que se caramelicen más, espolvorea un poco más de azúcar por encima.

9- Hornea en el horno precalentado a temperatura ambiente durante 50-55 minutos o hasta que al introducir un palillo, éste salga limpio.

Ya tienes listo tu pastel de manzanas casero, ideal para disfrutar en cualquier ocasión con una bola de helado o crema de leche por encima si te gusta más cremoso.

Espero que te haya gustado esta receta fácil y rápida de hacer, ¡buen provecho!