Si tienes 1 huevo, harina y azúcar, prepara esta rica receta, sin horno, muy fácil y deliciosa.

Si tienes 1 huevo, harina y azúcar, prepara esta rica receta, sin horno, muy fácil y deliciosa.

Preparar algo dulce y delicioso puede ser un verdadero placer, especialmente cuando la receta es fácil y no requiere horno. Estos pancitos dulces son la elección perfecta para aquellos momentos en los que deseas algo casero, pero no quieres pasar horas en la cocina.

Imagina la suavidad de unos pancitos dulces recién hechos, con el toque justo de dulzura que te hace sentir en casa. Esta receta, que solo requiere ingredientes simples que seguramente tendrás en tu casa, te ofrece la posibilidad de disfrutar de estos deliciosos pancitos sin tener que encender el horno. Perfectos para cualquier ocasión, estos pancitos conquistarán tu paladar con cada bocado.

Cómo preparar Pancitos Dulces sin Horno

Para preparar estos deliciosos pancitos, vas a necesitar:

Ingredientes:

  • 240 ml de leche tibia.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 8 g de levadura seca.
  • 1 huevo.
  • Sal al gusto.
  • 1 cucharada de piel de naranja.
  • 2 cucharadas de aceite.
  • 6 g de polvo para hornear.
  • 300 g de harina.
  • 1 cucharada de manteca.
  • Azúcar glas para espolvorear.

Preparación:

  1. Comienza mezclando la leche tibia, el azúcar y la levadura seca. Deja reposar por 10 minutos.
  2. Agrega el huevo, la sal, la piel de naranja y el aceite a la mezcla. Combina bien.
  3. Incorpora el polvo para hornear y la harina poco a poco, amasando hasta obtener una masa suave.
  4. Agrega la manteca y sigue amasando hasta que esté completamente integrada.
  5. Deja reposar la masa durante 30 minutos para que aumente su volumen.

Te recomendamos: Pan trenza casera especial para vender o disfrutar en familia

Formado y Decorado de los Pancitos:

  1. Divida la masa en porciones y forma pequeños pancitos.
  2. Coloca en una bandeja y deja reposar por 10 minutos adicionales.
  3. Cocina en una sartén grande con un chorrito de aceite, a fuego medio hasta que estén dorados por ambos lados.
  4. Espolvorea con azúcar glas antes de servir.

Con tan solo unos pocos ingredientes y un proceso sencillo, estos pancitos dulces sin horno te brindarán momentos de felicidad y satisfacción. Perfectos para el desayuno, la merienda o simplemente para disfrutar con un buen café, estos pancitos se convertirán en una opción rápida y deliciosa que querrás repetir una y otra vez.

¡Anímate a probarlos y disfruta de su dulce magia! Si te ha quedado alguna duda en cuanto a su procedimiento, te recomendamos ver el video de Dulce arabe:

Deja un comentario