Receta de Magdalenas de limón, ¡altas y esponjosas!

Receta de Magdalenas de limón, ¡altas y esponjosas!

Preparar magdalenas de limón es una delicia que deleitará tus sentidos. Estas pequeñas delicias son esponjosas, aromáticas y tienen un sabor refrescante a limón que las hace irresistibles.

Perfectas para disfrutar en el desayuno, la merienda o en cualquier momento del día, estas magdalenas son un clásico que nunca pasa de moda. Aprender a hacerlas en casa es una experiencia gratificante y, con esta receta, lograrás magdalenas altas, esponjosas y llenas de sabor a limón.

¡Prepárate para sorprender a tus seres queridos con estas exquisitas magdalenas caseras!

Ingredientes

  • 165 gr de Harina de trigo
  • 2 Huevos
  • 85 ml de Leche
  • 80 ml de Aceite de girasol
  • 30 ml de Jugo de limón
  • 155 gr de Azúcar
  • 8 gr de Levadura química
  • Ralladura de 1 limón

Preparación

Para preparar estas deliciosas magdalenas de limón, seguiremos estos sencillos pasos:

  1. En un bowl, añade los huevos junto con la ralladura de limón y el azúcar. Reserva unos 20 gramos restantes de azúcar para más adelante.
  2. Bate esta mezcla con la batidora de varillas durante aproximadamente 5 minutos. La cantidad de ralladura de limón puede ajustarse según tu preferencia, pero recomendamos la ralladura de un limón entero para un sabor intenso.
  3. Agrega el aceite de girasol, la leche y el jugo de limón a la mezcla y continúa batiendo hasta integrar todos los ingredientes.
  4. Tamiza la harina y la levadura química sobre el bowl y  se mezcla con las varillas hasta obtener una masa homogénea y sin grumos.
  5. Cubre el bowl con papel film o una tapa y deja reposar la masa en la heladera durante al menos 1 hora.
  6. Una vez que la masa esté fría, coloca las cápsulas de papel para magdalenas en un molde apto para horno y rellénalas con la masa, llenándolas hasta tres cuartos de su capacidad.
  7. Seguidamente, espolvorea los 20 gramos de azúcar reservados sobre cada magdalena.
  8. Precalienta el horno a 220º C y luego hornea las magdalenas a 200º C durante 15 minutos, con calor arriba y abajo.
  9. Una vez horneadas, retira las magdalenas del horno y déjalas enfriar sobre una rejilla para evitar que se humedezcan en la base.

¡Y eso es todo! Disfruta de estas deliciosas magdalenas esponjosas de limón, perfectas para acompañar con chocolate negro, frutos secos o miel.

Te sugerimos: Magdalenas de Manzana y Nueces Receta

CONSEJOS:

Personalizar las Magdalenas: Un paso sencillo para darle un toque único, se puede hacer antes o después del horneado. Por ejemplo, se puede añadir semillas a gusto, chocolate negro que bien se puede combinar con un toque cítrico.

Conservar las Magdalenas correctamente: Es decir, la mejor recomendación es utilizando una bolsa de plástico o un recipiente hermético. La cuestión es no dejar que entren en contacto con el aire demasiado tiempo, esto la perjudicaría y perdería la humedad que la mantiene fresca.

Deja un comentario