Saltar al contenido

¿Quién era el Sargento Cabral?

Juan Bautista Cabral, fue un soldado argentino de origen zambo. Pertenecía al Regimiento de Granaderos a Caballo y murió heroicamente tras el combate de San Lorenzo, al socorrer lealmente al entonces Coronel José de San Martín, cuyo caballo había caído durante la lucha.

Cuantas veces de niños hemos cantado en las escuelas: “Cabral soldado heroico, cubriéndose de gloria…”

quien era sargento cabral

¿Pero quien fue realmente este soldado valiente?

Poco se sabe de Cabral, nacido en la provincia de Corrientes, en el Municipio de Saladas. Su padre, José Jacinto Cabral de origen guaraní y su madre, Carmen Robledo, una esclava africana. La pareja estaba al servicio del estanciero Luis Cabral, de quien adoptaron el apellido.

  • Con tan solo 23 años de edad, se incorporo al ejército en un contingente reclutado por el Gobernador de Corrientes, Toribio de Luzuriaga. Así es como forma parte en 1813 del segundo escuadrón del recién creado cuerpo de Granaderos a Caballos y es enviado a Buenos Aires.
  • En la localidad Santafesina de San Lorenzo, a orillas del río Paraná, el 3 de febrero los Granaderos de San Martín reciben el bautismo de fuego. En aquel lugar los Granaderos le preparan una emboscada a los soldados españoles, aunque ellos eran pocos en número. Precisamente a poco de iniciada el enfrentamiento se da la caída del Coronel José de San Martín cuando al ser herido su caballo, cae y lo aplasta. Sin dudarlo Cabral desmonta y va en su ayuda para que se incorpore, especialmente al ver que las tropas enemigas se venían a toda prisa. Pero más que eso, el soldado  Cabral sirve de escudo entre las bayonetas enemigas y su Coronel, por eso las balas certeras las recibe él poniendo su cuerpo. Lógicamente queda gravemente herido y luego es llevado al hospital de campaña, donde más tarde fallece.

Este acto heroico de Juan Bautista Cabral es comentado de boca en boca, luego el propio Coronel José de San Martín escribe una carta a la Asamblea General y le cuenta como al enterarse de la victoria en esa batalla el soldado Cabral al encontrarse en su lecho de muerte exclamó:

“¡Viva la patria! Muero contento, por haber batido a los enemigos”.

Sin duda alguna, que el Coronel José de San Martín lo mencionara de esta manera fue un reconocimiento público para el soldado cabral. De hecho, en la actualidad su recordado nombre se lo menciona vez tras vez en canciones dirigidas a la patria, como la popular Marcha de San Lorenzo.