¿Probaste calabazas en aceite? esta receta te encantara

¿Probaste calabazas en aceite? esta receta te encantara

La calabaza es uno de esos vegetales versátiles que se pueden adaptar a una variedad de platillos, desde postres hasta guarniciones.

Si estás buscando una manera innovadora de disfrutar de la calabaza, te presentamos una receta para conservarla en aceite.

Te recomendamos: Cómo preparar los más ricos buñuelos de calabaza

Esta preparación no solo resalta su sabor dulce y tierno, sino que también la convierte en la guarnición perfecta para carnes, ensaladas o incluso como parte de una tabla de quesos y embutidos.

Ingredientes

  • Calabaza: 1 (mediana)
  • Hojas de laurel: 2
  • Sal: al gusto
  • Ajo: 3 dientes (finamente picados)
  • Vinagre: 500 ml
  • Agua: 1 litro
  • Orégano al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. Comienza pelando la calabaza y cortándola en rodajas finas. Una vez cortada, colócala en un colador, sálala y coloca un peso encima, como un cazo lleno de agua. Deja escurrir durante toda la noche para que suelte el exceso de agua.
  2. Al día siguiente, en una cacerola, combina el agua, el vinagre, las hojas de laurel y las rodajas de calabaza. Lleva esta mezcla a ebullición y continúa cocinando por tres minutos adicionales.
  3. Retira las rodajas de calabaza y colócalas sobre papel absorbente. Permíteles secar por al menos dos horas.
  4. Una vez secas, llena frascos esterilizados con las rodajas de calabaza, añade el ajo picado, espolvorea con orégano y cubre con aceite de oliva hasta el tope. Es importante que la calabaza quede completamente sumergida en el aceite.
  5. Una vez llenos, cierra bien los frascos y déjalos reposar de 1 a 2 días antes de consumir. Para un almacenamiento prolongado, puedes hervir los frascos cerrados durante 20 a 30 minutos en una cacerola grande con agua. Luego, déjalos enfriar boca abajo y guárdalos en un lugar oscuro y fresco. De esta manera, la calabaza en aceite puede durar hasta un mes.

Consejo:

Este método de conservación, además de ser delicioso, permite aprovechar al máximo las propiedades y sabor de la calabaza.

Es una manera excelente de tener a mano una guarnición versátil y sabrosa para cualquier ocasión. ¡Anímate a probarla!

Deja un comentario