Pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla. Receta rápida

Pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla. Receta rápida

No te mates pensando en el almuerzo de hoy, podes hacer estas ricas pechugas de pollo a la mostaza con salsa de cebolla fáciles de preparar y con un gusto increíble.

La mostaza es un ingrediente clásico en la gastronomía de todo el mundo. Y es gracias a ella que tenemos un plato como este, que se combina muy bien con la salsa de cebolla.

Pechugas de pollo a la mostaza

En esta receta, buscamos la suprema y no te confundas ya que en algunos lugares las pechugas suele traer la carcaza del pecho junto con las 2 supremas y son algo complicadas de sacar sin tener un cuchillo bien afilado.

Te puede interesar:  Cómo hacer Pechugas de pollo en escabeche.

Ahora bien, para estas pechugas de pollo vas a necesitar:

Ingredientes

500 gr. de Suprema de Pollo

100 gr. de Panceta

1 Cebolla

500 gr. de Papas

100 ml. de Vino Blanco

3 cdas. de Harina

1 cdita. de Pimentón Dulce

Mostaza (si es con miel, mejor)

350 ml. de Caldo de Pollo

1 Cebolla de Verdeo

Aceite de Oliva c/n

Sal y Pimienta Negra a gusto

Preparación de Pechugas de pollo a la Mostaza

  • Para empezar, picamos la cebolla lo mas fina que podamos y reservamos. Luego fileteamos la suprema (tratando de que queden algo gruesas) y pincelamos con un poco de mostaza.
  • En un recipiente, ponemos las cucharadas de harina junto con el pimentón dulce y mezclamos bien. Pasamos todos los filetes por la mezcla de harina, tratando de que queden bien rebosado de los dos lados.
  • Cuando termines de rebosar, agregamos abundante aceite de oliva en una sartén y lo mandamos a fuego medio. Cuando este bien caliente, ponemos todos los filetes a freírse.
  • Solamente tenemos que esperar a que se dore de los dos lados, dándole la vuelta cuando sea necesario. No pasa nada si quedan algo crudos por dentro, se terminan de cocinar en la salsa de cebolla que haremos mas adelante.
  • Una vez que termines de freír todos los filetes, en el mismo aceite ponemos a dorarse la panceta previamente cortada en dados.
  • Apenas estén algo dorados, los retiramos del fuego y lo dejamos en un recipiente. La grasa y el aceite que quedaron en la anterior cocción, le va a dar un gusto increíble a la cebolla.
  • Por ende, agregamos la cebolla y dejamos que se cocine por al menos 10 minutos (mezclando debes en cuando para que no se queme). Cuando la cebolla este algo dorada, agregamos el vino blanco. Tenemos que esperar a que el alcohol se evapore por al menos 10 minutos mas.
  • Luego agregamos los filetes de pollo por encima de la cebolla y volcamos el caldo de pollo. Si es que el caldo no lleva tanta sal, podemos salpimentar en este momento y mezclamos un poco.
  • Pasado un par de minutos cuando el caldo empiece a hervir, agregamos la panceta y dejamos que se cocine por otros 10 minutos a fuego mínimo.
  • Si notas que se esta secando, podes agregarle un poco mas de caldo o agua. A mitad de cocción, probamos el liquido para saber si esta bien de sal.
  • Mientras esto se esta cocinando, pelamos las papas y las cortamos en dados o en bastones. A estas las cocinamos en una sarten con abundante aceite a fuego medio. Cuando las papas estén doradas, las retiramos del fuego y las dejamos en un recipiente con papel absorbente. Salpimentamos a gusto.
  • Al terminar de cocinarse el pollo, podemos servir. La idea es tener papas fritas en un plato y el pollo con su salsa en un tazón.

Y así de fácil son de preparar estas riquísimas «pechugas de pollo», a la hora de servir podes decorarlo con algunas hojas aromáticas (orégano, albahaca, etc) y realzar el gusto con un poco mas de mostaza.

Deja un comentario