Pastel de manzana casero que le encanta a todos por lo fácil y delicioso que es

Pastel de manzana casero que le encanta a todos por lo fácil y delicioso que es

¿Quieres un postre que sea sencillo de hacer y al mismo tiempo delicioso? Este pastel de manzana es perfecto.

Su masa suave y un relleno jugoso y aromático harán que todos en la casa lo adoren. ¡Vamos a cocinar!

Te recomendamos: Cómo hacer un delicioso rollo de crema en pocos minutos

Ingredientes

Para la masa:

  • 550 gramos de harina
  • 250 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de azúcar glas
  • 2 yemas de huevo
  • 1 sobre de levadura química
  • 2 cucharadas de crema fresca
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Ralladura de 1 limón

Para el relleno:

  • 1.5 kg de manzanas
  • 2 cucharadas de sémola
  • 6 cucharadas de azúcar (ajustar según el gusto)
  • Canela al gusto

Preparación

  1. Masa: En un bol grande, mezcla la harina, el azúcar glas y la levadura. Incorpora la mantequilla fría y combina con las manos hasta obtener una textura parecida a la de la arena. Añade la ralladura de limón, la crema fresca y las yemas. Amasa hasta que todo esté bien integrado. Envuelve la masa en film transparente y refrigera durante 30 minutos.
  2. Relleno: Mientras la masa reposa, prepara el relleno. Pela las manzanas y rállalas en tiras gruesas. Exprime ligeramente para eliminar el exceso de líquido. Mezcla las manzanas ralladas con el azúcar y la canela.
  3. Montaje: Divide la masa en dos partes iguales. Extiende una de las partes en una base de papel de horno del tamaño del molde que vayas a utilizar. Traslada esta base al molde y espolvorea con una cucharada de sémola. Reparte el relleno de manzana de forma uniforme y añade la otra cucharada de sémola por encima. Extiende la otra mitad de la masa y colócala encima del relleno, sellando bien los bordes. Con un tenedor, haz pequeños agujeros en la superficie para permitir que el vapor salga durante la cocción.
  4. Horneado: Precalienta el horno a 180°C. Hornea el pastel durante unos 45 minutos o hasta que esté dorado y cocido.
  5. Finalmente, una vez enfriado, espolvorea con azúcar glas y corta en porciones.

¡Listo! Sirve y disfruta de este maravilloso pastel de manzana. Es ideal para acompañar con una taza de té o café. ¡A disfrutar!

Deja un comentario