Pan sin amasar buenisimo para el mate, la picada o la cena

Queres hacer pan pero te da pereza amasar, ¡no te preocupes! Con esta receta, podrás hacer el mejor pan casero sin necesidad de amasar. Nadie podrá resistirse a probar este pan tan delicioso, puedo asegurarte que una vez que lo prepares, se convertirá en unos de tus favoritos de hacer.

Nunca más tendrás la necesidad de comprar pan, podrás hacer tus propias piezas teniendo la seguridad de que es un pan 100% seguro, que no contiene ningún tipo de conservante.

Anímate a prepararlo y verás lo sencillo que es su procedimiento. Tu hogar se llenará de un delicioso aroma, lo cual será la excusa perfecta para reunir a la familia y amigos. ¡Descubre la gran satisfacción de preparar tu propio pan!

Cómo preparar Pan sin amasar

Para preparar este delicioso pan, no harán falta muchos ingredientes. Solo necesitarás:

Ingredientes

-500 g de harina de trigo
-9 g de levadura seca
-1 cdita. de sal.
-370 g de agua tibia

Procedimiento

  1. Colocamos la harina previamente tamizada, junto con la sal en un recipiente. Hacemos un hueco en el centro y ponemos la levadura seca.
  2. Agregamos en el hueco solo la mitad del agua tibia y mezclamos bien.
  3. Ahora agregaremos el resto del agua y terminamos de formar la masa con la ayuda de una espátula.
  4. Tapamos el recipiente y dejamos reposar en un lugar cálido por 1 hora.
  5. Pasado este tiempo, rociamos la mesada con un poco de harina y volcamos la masa.
  6. Con movimientos suaves y envolventes, doblaremos la masa unas 4 o 5 veces. Esto es para que la masa quede aireada.
  7. Terminamos formando un bollo. Volvemos a ponerlo en el recipiente, tapamos y dejamos descansar por unos 20 minutos.
  8. Ponemos la masa sobre una placa enharinada y llevamos a horno precalentado en unos 200°C por unos 30 minutos. Luego bajaremos la temperatura a unos 180°C y dejaremos horneando por unos 15 minutos más.
  9. Retiramos el pan del horno y dejamos enfriar bien sobre una rejilla para que la base no se ablande. ¡Y listo!

Así de fácil es hacer pan, sin amasar y sin esfuerzo. Si nunca has hecho pan casero, te recomendamos que sigas esta receta al pie de la letra y ¡verás lo sencillo que es prepararlo!

Te recomendamos: Hojaldre casero super fácil con un método sencillo que pocos conocen

Si te ha quedado alguna duda en cuanto a su elaboración, te recomendamos que veas siguiente video de Schnell Lecker Schön, haciendo click aquí.

Tips y consejos

La clave para hacer este pan tan delicioso, radica en el tiempo de reposo. Dejar descansar el pan es un paso esencial e importante, para darle tiempo a absorber todos los ingredientes necesarios. Este reposo, dará como resultado una textura más suave y una miga más ligera.

Dejar reposar la masa puede ser la diferencia entre un pan denso y pesado y uno ligero y esponjoso. El periodo de reposo permite que el gluten se desarrolle y que los almidones se ablanden, lo que ayuda a crear una miga más tierna. Durante este tiempo, la levadura también se activa, produciendo dióxido de carbono y proporcionando a la masa volumen.

Si no se deja reposar la masa lo suficiente, el producto final será un pan demasiado pesado, con una miga demasiado dura. Tomarse el tiempo necesario para dejar reposar la masa ayudará a los panaderos a crear una pieza de pan deliciosa y aireada.