¡Pan rápido de avena para el desayuno! Sin harina, sin azúcar, sin aceite, sin gluten

¡Pan rápido de avena para el desayuno! Sin harina, sin azúcar, sin aceite, sin gluten

En la búsqueda de un desayuno saludable, delicioso y fácil de preparar, el pan de avena se ha convertido en una opción popular para muchos. Este pan rápido de avena no solo es sencillo de hacer, sino que también está lleno de ingredientes nutritivos que te darán un impulso de energía para empezar el día de la mejor manera posible.

La avena es un ingrediente clave en esta receta, y no es solo porque le da una textura suave y esponjosa al pan, sino también por sus numerosos beneficios para la salud. La calabaza, las semillas de chía y las nueces aportan una variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes, como vitamina A, C, E, potasio, magnesio y ácidos grasos omega-3, que promueven la salud del corazón y el sistema digestivo.

Puedes ver cómo hacer este delicioso pan HACIENDO CLIC AQUÍ que los amigos de Recetas familiares, te enseñarán cómo hacerlo.

Cómo preparar Pan rápido de Avena

A continuación te contaremos en detalle, cómo preparar este delicioso y saludable pan rápido de avena:

Ingredientes:

  • 1 taza de avena
  • Agua tibia (aproximadamente 1 vaso)
  • 1/2 calabaza de 800 g, pelada y picada
  • 1 cucharada de edulcorante opcional
  • 1 cucharadita de canela opcional
  • Una pizca de sal
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cucharada de semillas de sésamo
  • Damascos secos, remojados y enjuagados
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1-2 cucharadas de nueces, picadas finamente
  • 2 cucharadas de mezcla de nueces, semillas y frutos secos
  • Levadura en polvo
  • Papel manteca

Preparación:

  1. En un tazón grande, mezcla la avena con agua tibia y deja reposar durante 10 minutos.
  2. Agrega la calabaza picada, el edulcorante, la canela, la sal, el aceite vegetal y las semillas de sésamo a la mezcla de avena. Mezcla bien.
  3. Añade los damascos secos previamente picados, las semillas de chía y las nueces picadas a la mezcla y revuelve hasta que estén bien combinados.
  4. Incorpora la mezcla de nueces, semillas y frutos secos, así como la levadura en polvo, y sigue mezclando hasta obtener una masa homogénea. Aclaramos que no se forma la clásica masa de pan, es normal y así debe quedar.
  5. Coloca el papel manteca en un molde para hornear y vierte la masa en él, asegurándote de distribuirla de manera uniforme.
  6. Humedece ligeramente la parte superior del pan con agua tibia y hornea en un horno precalentado a 180°C (360°F) durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que esté dorado y cocido por completo.

Te recomendamos: Cómo hacer pan integral casero ¡La receta de la abuela!

Una vez listo, retira el pan del horno y déjalo enfriar antes de cortarlo en porciones y disfrutarlo. ¡Y ahí lo tienes! Un pan rápido de avena para el desayuno que es saludable, delicioso y fácil de preparar. Disfruta de este pan por la mañana junto con tu café o té favorito, o úsalo como base para hacer deliciosos sándwiches.

Deja un comentario