Medialunas integrales: receta sin manteca y sin azúcar pero bien dulces

Medialunas integrales: receta sin manteca y sin azúcar pero bien dulces

Una receta increíble para quienes nos fascinan las cosas dulces pero a la vez debemos cuidarnos, se trata de una opción dulce pero saludable: Medialunas integrales, sin manteca y sin azúcar.

Una verdadera delicia para acompañar un tentador desayuno o la merienda, ideales como complemento de los tradicionales mates o bien un rico café.

También se la llama según algunos los “croissant”, para los panaderos son las clásicas medialunas que a ellos los distingue y que ya tienen su origen hace como 330 años.

Obviamente hay variadas según su consistencia, más crocantes, hojaldradas o esponjosas de acuerdo a los ingredientes que lleven.

En este caso se trata de una versión más liviana porque reemplaza a la harina blanca, el azúcar y la manteca. Los resultados son maravillosos por su excelente textura, una receta fácil, sencilla y rápida, en tan solo algunos minutos y al horno.

A continuación los ingredientes que vamos a necesitar:

Ingredientes

  • 500 gr. de Harina integral
  • 1 cda. sopera de Stevia liquida
  • 1 y 1/2 cda. sopera de Miel
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de Esencia de vainilla
  • 1 cda. sopera de Aceite (girasol o neutro)
  • 1 Huevo
  • 3/4 taza de Leche descremada (tibia)
  • 10 gr. de Levadura seca
  • 1 cda. sopera de Azúcar (para la levadura)

Preparación

  • Comenzamos primero a preparar la levadura y hacerla esponja, es decir en un recipiente añadimos 1/4 de leche tibia, 1 cucharada sopera de azúcar, 1 cucharada sopera de harina integral, la levadura seca y mezclamos. Tapamos el recipiente y lo dejamos en un lugar de la cocina más cálido.
  • Por otro lado, en un bowl amplio agregamos los 500 gramos de harina integral en forma de corona y por fuera le esparcimos la pizca de sal. Por dentro añadimos la leche tibia sobrante, la stevia, la cucharada y media de miel, el huevo batido ligeramente, la esencia de vainilla y el aceite.
  • Seguidamente integramos todos los ingredientes con una cuchara y con la ayuda de las manos, una vez integrado todo es momento de sumarle la «esponja de levadura» y mezclar todo.
  • Cuando hayamos logrado incorporar todos los ingredientes formando un bollo, lo vamos a pasar a la mesada o mesa previamente enharinada para comenzar a amasar. De ser necesario, le añadimos más harina.
  • El tiempo de amasado debe durar por lo menos unos 10 minutos, la masa debe quedar suave, lisa y un poco húmeda.
  • Inmediatamente formamos bollos y los espolvoreamos con harina, también lo cubrimos con un paño de cocina y lo dejamos reposar durante unos 45 minutos.
  • Cuando transcurra el tiempo de reposo de los bollos, comenzamos a estirar la masa como si fueran pizzas. Le dejamos cierto espesor (3 mm) y calculamos que nos salgan como 8 porciones.
  • Tengamos en cuenta que cada triángulo de las porciones es precisamente la forma de cada medialuna, la enrollamos desde el lado curvo contrario a la punta.

Terminación:

  • Paso siguiente, vamos acomodando las medialunas en una fuente para horno y las dejamos leudar unos 15 minutos aproximadamente.
  • Cuando transcurra estos minutos y observamos que está leudadas, las pincelamos con huevo batido y las llevamos directamente a horno previamente calentado a 180º C.  Le damos cocción a fuego moderado-bajo durante unos 15 a 20 minutos.
  • Una vez listas y doradas a gusto, las retiramos del horno y le damos brillo con la miel derretida. Le dará el toque final y el dulzor que las hará irresistibles.
  • ¡Listas para acompañar unos ricos mates, té o cafecito!

Deja un comentario