Saltar al contenido

Historia de las Bolitas y como se juega

El juego de las Bolitas, también muy conocido en otras partes del mundo como el juego de las canicas, es un clásico en todo el  y con una historia que se remonta a la época egipcia y romana. Lo cierto es que, lo han jugado y disfrutado muchas generaciones de niños que hoy lo recuerdan con mucha nostalgia.

Un juego sano, divertido y que nos permite adquirir habilidades, tanto para los niños como los adultos. De hecho, es interesante saber como sobrevive al paso del tiempo. A continuación repasemos en que consiste este maravilloso e inolvidable juego.

Cómo se juega a las bolitas

¿Cómo se juega a las Bolitas?

Si te has preguntado cómo se juega a las bolitas, te lo contamos. En primer lugar, este juego consiste en disponer de una cancha que no tiene limites y que permita el deslizamiento de las bolitas.

Se prepara la cancha realizando un orificio en el terreno, para tener una idea es aproximadamente del diámetro de la bolita más grande, es decir, el bolón. Como recordaran se llama a este orificio, el “opi”. Se lo hace a más o menos, cinco pasos del opi, trazando una línea de unos tres pasos de largo, precisamente esta es la linea de tiro.

En este juego pueden participar dos o más jugadores, cada jugador utiliza exactamente una bolita. Entre ellos, deciden un orden donde participara cada jugador. Lo mejor son las apuestas, en aquellos tiempos llenos de recuerdos, eran generalmente se apostaban las mismas bolitas como premio.

El objetivo del juego es embocar la bolita en el opi, y al  mismo tiempo, quemar las otras bolitas o dicho en otras palabras, pegarle a otra bolita con la propia. Por eso, cuando un jugador emboca la bolita, tiene el opi. Y cuando un jugador le pega a otra bolita, tiene la quema. Por lo cual, el jugador que tiene el opi se hace acreedor de cada bolita que haya quemado.

Te puede interesar: ¿Cómo se juega a la Payana?

Listo para comenzar el juego:

  • Los jugadores se paran en la linea de tiro, comienzan uno a uno a lanzar sus bolitas con el objetivo de colocarlas en el orificio lo más cerca posible, o bien quiñar o quemar alguna bolita que se encuentre en el camino.
  • El primero en jugar será quien se encuentre más próximo al hoyo.
  • Ahora el jugador que emboque su bolita en el primer tiro, ganará la ronda automáticamente y se hará acreedor de las bolitas de sus contrincantes.
  • Pero si ninguno emboca desde el tiro, el jugador que tenga la bolita más cerca del opi continúa el juego y así sucesivamente.

Estrategias de juego:

  • Si uno observa que el jugador anterior ha conseguido arrimar demasiado bien, mejor será que no trate de superar esa marca y busque los logares más seguros de la cancha.
  • Recordar que el objetivo es embocar en el hoyo y además hacer impacto en las bolitas de los contrarios.
  • Los jugadores “quemados” van egresando del juego y pagando a quien los quemó.
  • Cuando queda solamente un jugador, se termina la ronda y se comienza otra.
  • Cada participante va evolucionando con su bolita, según la estrategia individual de cada jugador.