El truco del bicarbonato de sodio para pies suaves

El truco del bicarbonato de sodio para pies suaves

Piensa cuántas veces en el día te has pasado crema en los pies, más de unos de seguro que dirá que nunca suele pasarse crema en ellos, tal vez por falta de tiempo y demás.

Sin embargo, debemos reparar en la importancia de cuidarlos ya que cualquier actividad que hagamos repercute en ellos. Mucho se descuidan de su cuidado sobre todo en los meses de fríos, que es cuando no suelen verse.

El truco del bicarbonato de sodio para pies suaves
El truco del bicarbonato de sodio para pies suaves

Si no cuidamos la piel de nuestros pies, comenzarán a agrietarse dejándolos indefensos ante cualquier clase de gérmenes, los cuales afectarán notablemente la salud de los mismos.

Cómo cuidar la piel de nuestros pies

El truco que te contaremos a continuación, podemos hacerlo una vez por semana. El bicarbonato también nos ayudará a curar infecciones en la piel tales como hongos y beneficiará en gran manera a combatir cualquier otra clase de infección.

Nuestros pies quedarán suaves gracias a la exfoliación del bicarbonato y con olor muy agradable, combatiendo así los posibles malos olores tan comunes al estar el pie encerrado constantemente en el calzado-

Para hacer esta poderosa mezcla, vamos a necesitar:

-5 Cucharadas de bicarbonato de sodio (o bicarbonato de sodio)
-Gel de ducha
-Unas gotas de aceite esencial a elección: lavanda, eucalipto, menta, limón o naranja dulce
-Crema hidratante con aceite de karité o almendras
-Opcional: cepillo o piedra pómez

Haremos lo siguiente:

  1. Ponemos agua tibia en un recipiente y sumergiremos los pies. Dejaremos nuestros pies allí, hasta que sintamos que el agua esté fría. Esto preparará la piel de nuestros pies, para los siguientes pasos.
  2.  Procederemos a preparar una especie de pasta, con los ingredientes que te pasamos anteriormente. Así que mezclamos todo muy bien.
  3. Ahora debemos frotar y masajear nuestros pies, con esa pasta. Notaremos que la piel, comenzará a suavizarse rapidamente. Ahora si la piel de nuestros pies es muy gruesa o tiene cayos, podemos ayudar la exfoliación con una piedra pómez o cepillo. Debemos pasarla muy suavemente para no lastimarnos la piel.
  4. Una vez que terminamos de pasar la pasta, la dejamos reposar por unos minutos y luego enjuagaremos muy bien nuestros pies con agua tibia. Secamos y pondremos la crema hidratante, haciéndola penetrar con masajes suaves.

A este procedimiento, se aconseja hacerlo por la noche, ya que es cuando los pies descansan y absorberán con mayor facilidad los nutrientes de la crema.

Puede interesarte: Masajes para eliminar el estrés

Con esta pasta notarás rápidamente el cambio en la piel de tus pies, quedarán muy suaves y relajados. Como te mencionamos anteriormente, este truco es ideal para repetirlo una vez por semana pero si notamos que la piel de nuestros pies esta muy reseca, deberíamos repetir la operación con asiduidad.

Recuerda siempre que el mal cuidado en la piel de nuestros pies, puede causar problemas severos. Por ello la importancia que nos tomemos un ratito de nuestro tiempo y le demos la importancia necesaria para que estén siempre impecables.

Deja un comentario