El ingrediente secreto que hará que tus masas queden más suaves y esponjosas

¿Alguna vez has intentado hacer pan, pasteles o galletas y te has preguntado por qué no quedan tan suaves y esponjosos como los de la panadería? A menudo, el secreto detrás de una masa suave y esponjosa es un ingrediente que se pasa por alto: el yogur.

El yogur es un ingrediente clave para lograr una masa esponjosa y suave debido a su alto contenido de ácido láctico y proteínas. Cuando se agrega a la masa, el ácido láctico reacciona con el bicarbonato de sodio y el polvo de hornear, lo que produce burbujas de dióxido de carbono que hacen que la masa se levante. Esto es lo que da como resultado una textura esponjosa en los productos horneados.

Además, las proteínas del yogur forman una red que ayuda a retener el dióxido de carbono, lo que significa que la masa se mantiene hinchada incluso después de que se haya enfriado. El yogur también ayuda a mantener la humedad de la masa, lo que significa que los productos horneados resultantes son más suaves y tiernos.

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de azúcar granulada
  • 1/2 taza de yogur natural
  • 1/2 taza de leche
  • 1/4 taza de aceite vegetal
  • 2 huevos

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180 grados Celsius.
  2. En un tazón grande, mezclar la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio, la sal y el azúcar.
  3. En otro tazón, mezclar el yogur, la leche, el aceite vegetal y los huevos.
  4. Agregar la mezcla líquida a la mezcla de harina y mezclar hasta que se incorporen los ingredientes secos.
  5. Colocar la masa en un molde para hornear previamente engrasado y enharinado.
  6. Hornear durante 25-30 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.
  7. Dejar enfriar antes de servir.

Consejos:

  • Si no tienes yogur natural, puedes usar yogur griego o incluso leche agria.
  • El yogur ayuda a darle a la masa una textura más suave y esponjosa.
  • Asegúrate de no mezclar demasiado la masa, ya que esto puede hacer que los productos horneados sean más densos.
  • Si quieres darle un toque extra a tus productos horneados, puedes agregar frutas o chispas de chocolate a la masa antes de hornear.
  • Si utilizas esta receta para hacer pan, asegúrate de dejar la masa subir durante una hora antes de hornear.

El yogur es el ingrediente secreto para lograr una masa esponjosa y suave debido a su contenido de ácido láctico y proteínas, que ayudan a la masa a levantarse y mantener su forma, así como mantener la humedad de la masa, lo que da como resultado productos horneados más suaves y tiernos.