Saltar al contenido

Construya una casita con botellas plásticas que sirve para abrigar a los perros del frío

Una excelente manera de reciclar las botellas de plásticos que se van acumulando en nuestra casa, es Construir una casita para perros con botellas plásticas, con el fin de refugiar a las mascotas del frío que se viene.

Además, podemos hacerlo pensando en los perros callejeros que sufren el frío por esas noches de invierno.

Casita para perros

Con esta problemática presente, los estudiantes del gremio estudiantil de una Escuela Estatal de Sao Paulo, llegaron al acuerdo de fabricar casas con botellas que servirían para los animales abandonados.

Te puede interesar: 12 Alimentos que podrás cultivar en botellas de plástico.

Pero también el proyecto consistía en facilitar una mascota para las personas sin hogar y muy solas.

Sin olvidarnos de que se trata de un proyecto sostenible, ya que sirve para reutilizar el descarte de envases de plásticos.

Como construir una casita para perros con botellas plásticas

Si es nuestro deseo ayudar a los animales abandonados que andan por las calles, podemos tener este mismo proyecto de construir una casita con botellas de plásticos.

De esta manera, contribuimos a cuidar el medio ambiente aprovechando la reutilización de tantas botellas que podemos observar por todos lados.

También podemos juntar las botellas y donarlas a quien pueda hacerlo, siempre hay formas de dar ayuda voluntaria.

Veamos a continuación como podemos hacerlo siguiendo todo el procedimiento:

MATERIALES PARA LA CASITA PARA PERROS

  • 80 Botellas de plásticas (aproximadamente)
  • Cinta de embalar (También se puede utilizar algún pegamento idóneo para el plástico)
  • Una Cuerda
  • 1 Cartón ancho y grueso (que servirá de piso en la casita)
  • Bolsas de alimentos balanceados o bolsas de consorcios (Para forrar la casita o cualquier otra idea es válida)

Este proyecto también acepta cualquier variante o accesorios que queramos agregar para asegurar este refugio para los animales.

PROCEDIMIENTO

  • Comenzamos formando la base de la casita y para eso las acomodamos una al lado de la otra, las unimos pegándolas o usando la cinta de embalar. Queda a nuestro criterio como asegurarla.
  • Luego comenzamos a darle una forma circular a la pared y el techo de la casita, apilando las botellas una al lado de la otra, hasta completar desde un extremo al otro.
  • Paso siguiente, ajustamos el cartón como base o piso de la casa.
  • Para terminar, forramos la casita con bolsa de alimentos balanceados o también puede ser las bolsas de consorcio. La idea es que el frío no pase al interior de la casita y entonces los animales no lo sufran.
  • De esta manera, estaría lista la casa para ser habitada por una mascota callejera.

Recordemos que tan solo se trata de un proyecto básico, por lo que acepta variantes y de todo lo que queramos agregarle a la casita con botellas de plásticos para abrigar y refugiar a los perros del frío del invierno.