Cómo nos influye la luna

Cómo nos influye la luna

Según dichos populares, se dice que «el Sol se ve en el cuerpo, pero la Luna en tu alma». Incluso muchas veces escuchamos decir a algunas personas que parece que hoy «la Luna no está a mi favor», entonces nos hace pensar que definitivamente la Luna nos afecta en nuestra vida. En vista de esto, la pregunta urgente es: ¿Cómo nos influye la luna?

A este respecto, especialmente las mujeres somos Luna, existe un vinculo especial que nos guía con los pies sobre la tierra. Por eso, la Luna tiene que ver con hogar, la calidez, con la energía. Lo cual nos indica que cada una de sus fases nos afecta mental y emocionalmente.

Cómo nos influye la luna
Cómo nos influye la luna

Te recomendamos: Cómo cultivar con las fases de la luna + fácil de recordar!

A continuación conozcamos cómo nos influye la Luna con cada una de sus fases:

Luna nueva

La Luna Nueva es cuando el Sol y la Luna deciden colocarse en el mismo lado de la tierra. Justamente cuando la Luna nueva aparece es una invitación de retiro, precisamente para las mujeres, porque denota nuevos comienzos.

Es un momento de descanso donde se recuperan las fuerzas, se cargan energías positivas y alejándose de las personas negativas. Dicho en otras palabras, la Luna nueva nos limpia y hace un borrón y cuenta nueva.

Es un tiempo para nosotros, eliminar lo que nos estorba, aprovechar para desconectarnos con todo y escuchar los sentimientos.

Luna creciente

Cuando el Sol se acerca a la Luna Nueva, de inmediato todo se ilumina y se puede ver la hermosa media Luna. Justamente, aparece la creciente que está llena de fe y buenos deseos.

Después de pedir a la Luna nueva, se verán los resultados y se concretan los hechos que vienen dando vuelta en la cabeza.

Lo bueno de todo esto, es que el Universo nos escucha nuestro proyecto y deseos. Solo se necesita la motivación necesaria y dar los pasos para avanzar.

Primer cuarto de Luna (o cuarto creciente)

Cuando la Luna nueva se va, viene el primer cuarto, al cabo de una semana después. Un periodo de lucha por el que procuramos concretar nuestros sueños, peo no será fácil, al contrario porque surgirán muchos obstáculos.

Serán días en los que sentimos que nada nos sale bien, sin embargo no hay que bajar los brazos porque se vienen días de cambios. Solo hay que ser firme en nuestras decisiones y convicciones, además de ponernos en acción para hacer todo lo que tenemos pendiente.

Luna gibosa creciente

La Luna gibosa creciente está a un paso de convertirse en Luna llena, precisamente es la que tiene el don de aclarar todo a su alrededor. Hasta podemos sentir que nuestras emociones están descontroladas, de hecho las cosas no salen como siempre queremos y genera frustración.

Es el momento de no rendirse, sino más bien aprovechar lo que realmente vale la pena. Y aunque implique sacrificios, vendrán nuevos aires y será mejor.

Luna llena

La Luna llena, justo cuando el Sol y la Luna se encuentran en lados opuestos a la Tierra. Esto genera que también los signos del zodíaco estén opuestos, lo que provocará una montaña rusa y nos costará mantener el equilibrio.

Además, tendremos mal humor, pero se requiere calma. Por otro lado, si deseamos exteriorizar las emociones como gritar, correr o cualquier otra forma, no está mal y ayudará.

Luna gibosa menguante

La Luna gibosa menguante aparece después de una Luna llena, pero poco a poco la iluminación va desapareciendo. Es cuando la Luna está bañada en gratitud y mucha alegría. Es un buen momento para aprovechar y tiempo con los afectos, además es cuando te das cuenta que el esfuerzo siempre vale la pena.

Realmente, esta Luna es una frase de amor y de retribuir todo lo bueno que ha dado la vida.

Luna cuarto menguante

A la Luna cuarto menguante, algunos la llaman la Luna del último trimestre, y es donde la Luna se hace más pequeña. Espiritualmente hablando, es el momento de liberación, de soltar, de dejar ir lo negativo, las malas relaciones, el trabajo que no nos satisface, etc.

No guardar rencor, perdonar, pero si dejar salir todas las emociones que tengamos, la tristeza, el enojo, la felicidad y todo lo que nos salga. La Luna nos invita a experimentar una verdadera depuración emocional.

Luna menguante

La Luna menguante, se trata de una pequeña fracción iluminada que está a un paso de volver a ser Luna nueva. En realidad es la oportunidad que te da la vida para descansar y tomar las riendas en estos días.

Después de un ciclo lunar vienen cosas buenas y una nueva vida, para ello hay que ser humilde ante el Universo. Tenemos que tener una buena disposición abriendo nuestro corazón y el alma, solo así podemos recibir todo lo que te mereces.

Espero que te haya gustado saber cómo nos influye la luna. ¡Tenemos mas artículos interesantes como este, en nuestra pagina web!.

Deja un comentario