Saltar al contenido

Cómo cultivar con las fases de la luna + fácil de recordar!

Recordemos que a través del tiempo, las fases de la luna ha servido como guía para los agricultores, de hecho se la ha llamado el “manual de instrucciones en las cosechas”.

Seguramente nos estamos preguntando de que manera esto es posible, la relación que hay entre las fases lunares en la agricultura.

¿Cómo influyen las fases lunares en la agricultura y las cosechas?

En primer lugar, tengamos presente que la savia de las plantas, la fotosíntesis o el enraizamiento de las semillas, son algunas de las etapas de desarrollo que se ven afectadas por la luna.

Por lo cual, sembrar en un día u otro, puede significar lo mismo pero en realidad podría ser una etapa lunar u otra.

Por lo tanto, es importante saber bien cuales son las distintas fases lunares y el efecto que pueden tener en los cultivos.

Luna Nueva

Es fundamental en esta fase realizar ciertas labores, como el control de raíces adventicias, eliminando de nuestra huerta las plantas que no deseamos tener. Veamos  continuación algunas tareas necesarias:

  • Quitar las hojas marchitas.
  • Eliminar las malas hierbas.
  • Aplicar fertilizante a las plantas de hojas verdes.
  • No regar las plantas del interior.
  • Es una etapa favorable para abonar y arar el suelo.
  • Es una fase perfecta para la siembra de césped si se acompaña de tiempo lluvioso.

Cuarto Creciente

Es interesante notar que en el hemisferio sur, aunque en el hemisferio norte la fase de la luna sea la misma, se observará invertida. Es decir, D menguante o decreciente, y C creciente, en la zona ecuatorial se obserba más bien recostada.

  • El cuarto creciente es la fase más propicia para cultivar los terrenos arenosos, limpiar las hojas, abonar, podar y plantar cualquier variedad de planta de flor.
  • Además las plantas abonadas y cuidadas en esta etapa crecen más rápido.
  • No es muy recomendable regar las plantas de flor.
  • También es común observar que las plantas sean menos resistentes a las enfermedades o plagas.

Cuarto Menguante

Durante esta fase notaremos que la planta se encuentra en todo su esplendor y es tanto su condición, que tiende a fructificar mucho más. De hecho, la savia desciende en esta etapa hacía las raíces.

  • Podemos quitar las hojas marchitas.
  • Es la fase ideal para realizar trasplantes, terminando con los insectos y las malas hierbas.
  • Se recomienda regar por abajo la planta de flor y además pulverizar la planta de hoja verde.
  • También se recomienda sembrar las verduras que crecen bajo tierra.

Luna Llena

Se trata de una fase que invita a la recolección, además la savia se encuentra especialmente concentrada en el follaje de la planta, por eso crece más rápidamente.

  • Es un excelente momento para fertilizar las plantas y regar las mismas.
  • Es muy recomendable trasplantar las plantas de interior.

La luna nueva y los cultivos: ¿Cómo afecta a la cosecha?

Debido a que los rayos de la luna disminuyen, no es raro que las raíces o las hojas de la planta crezcan a un ritmo más lento que en otras fases lunares. Por eso, desde el punto de vista de la agricultura podría decirse que se trata de un periodo en que la vegetación crece poco o nada.

Ciertamente debe interpretarse como un ciclo de reposo, donde las plantas pueden adaptarse al medio sin sufrir ningún tipo de daño. Por lo que, es una etapa para hacer mantenimiento en el jardín de modo más relajado.

Tareas que se pueden realizar:

  • Abonar de todo tipo de plantaciones.
  • Eliminar las malas hierbas.
  • Eliminar las hojas marchitas de las plantas.
  • Realizar podas es muy conveniente.
  • Sembrar prados y céspedes, árboles de hojas redondas y hortalizas, como las zanahorias.

Periodo de cuarto creciente

En esta fase la luna se encuentra en aumento y por eso, su visibilidad es mucho mayor. Durante esta fase, se va acercando a la tierra y como consecuencia su presión aumenta hacia el planeta tierra.

Los efectos de la luna creciente en la cosecha

En este periodo la savia de las plantas comienza a subir hasta la parte superior de la vegetación.

Por estos días significan que la luz lunar va en aumento y como consecuencia, los cultivos sufren un crecimiento balanceado. Tanto el follaje como las raíces serán las partes más afectadas.

La luna llena y cómo afecta en los cultivos

Es la fase de mayor esplendor y los rayos que van en aumento, genera que las hojas de las plantas se desarrollen rápidamente.

Son días en que la vegetación cuenta con una mayor cantidad y mayor movimiento de agua y savia en su interior. Sin embargo, aunque todo parezca positivo, no lo es. Por que en la luna llena las plagas suelen proliferar más que en otras fases lunares.

Cuarto menguante y su influencia en el cultivo

Esta fase es sinónimo de poca actividad, la luz lunar va disminuyendo a medida que pasan los días. Por lo que, la savia de las plantas comienza a desplazarse hacía las raíces para finalmente concentrarse en ellas.

Los resultados son evidentes, un crecimiento lento del follaje y un aumento en el desarrollo de la parte inferior de la vegetación.

En vista de la poca actividad lunar, las tareas a realizar son las siguientes recomendadas:

  • Sembrar hortalizas de realizar, como por ejemplo la zanahoria.
  • Eliminar las hojas marchitas.
  • Abonar el suelo de la plantación.
  • Regar por abajo las plantas con flor y pulverizar aquellas que tengan un follaje verde, es la fase lunar ideal para realizar trasplantes.

Te recomendamos: ¿Qué sembrar en Abril?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.