Cómo lavar brócoli para que esté libre de gusanos

El brócoli es uno de los vegetales con más valor nutritivo que mucho puede aportarnos, ya sea en vitamina C, B1, B2, B3 y B6. Pero especialmente provee una gran cantidad de provitamina A, minerales, calcio, hierro, potasio, entre otros.

Sin embargo, a la hora de utilizar esta hortaliza tan versátil para los diferentes platos, es fundamental lavarla bien ya que suele tener pequeños insectos y hasta gusanos.

Cómo lavar brócoli para que esté libre de gusanos

Bien sabemos lo importante que es lavar los vegetales, de hecho podríamos tener graves consecuencias para la salud si no lo hacemos correctamente.

Veamos a continuación los pasos que hay que dar en el lavado del brócoli para eliminar completamente los gusanos:

Cómo lavar brócoli para que esté libre de gusanos

Se trata de dar unos simples pasos y dejarlo libre de bichos e insectos diversos:

Procedimiento:

  1. Para empezar, se corta la cabeza del brócoli en pequeños trocitos. Es decir, la idea es que se obtenga pequeños arbolitos.
  2. Luego seguimos con los tallos largos, lo cortamos en trocitos chicos y al medio.
  3. Paso siguiente, cuando ya tenemos todo cortado es momento de añadir estos trocitos en un recipiente con agua y sal. También se puede hacer una mezcla de agua y vinagre blanco, la proporciones son: cada 2 litros de agua 1 cucharadita de sal o vinagre. Sin duda alguna, este método ayudará a eliminar cualquier insecto sin la necesidad de algún producto abrasivo.
  4. Inmediatamente removemos el brócoli dentro del recipiente y la mezcla, lo dejamos reposando unos 10 minutos aproximadamente para que actúe la mezcla.
  5. Cuando haya transcurrido el tiempo, podremos observar que la suciedad sale a la superficie del agua.
  6. Para terminar, enjuagamos el brócoli con abundante agua limpia y ya podemos cocinar el brócoli como más nos guste.

Tal vez te interese leer: 3 trucos caseros para hervir brócoli sin generar olor

Otras recomendaciones:

En primer lugar, la recomendación es aprender a elegir el brócoli. Como sabemos su color es verde oscuro y así lo debemos comprar porque es indicativo de frescura. Recordemos, si es de tono amarillo estaría indicando que se ha echado a perder por causa del moho.

También tengamos en cuenta que si observamos que el brócoli tiene partes decoloradas o dañadas, lo mejor es cortarlo o eliminarlo ante la duda.

Otro truco casero y muy efectivo es lavar y desinfectar, especialmente cuando se va a consumir cruda la hortaliza. Simplemente añadimos en 1 litro de agua una cucharadita de bicarbonato de sodio hasta que se disuelva bien, luego remojamos el brócoli durante unos 10 a 15 minutos.

Como última recomendación, podemos ayudar el lavado del brócoli con un cepillo de cerdas suave, sin duda arrancará todo insecto, bacteria, lo que sea que este adherido a la hortaliza.

error: Contenido protegido por derechos de autor