Saltar al contenido

¿Cómo hacer panes saborizados rápidos y deliciosos?

En la gastronomía el pan es una receta que esta por todo el mundo, desde Italia con su famosa Focaccia hasta Armenia con su Lavash.

Hay diferentes formas de pan, pero en todas representa algo grande, como lo es la unión de las personas y la posibilidad de sentarse en una mesa a compartir algo en común.

Hoy te voy a enseñar un pan común pero saborizado, te voy a dar los 2 ejemplos rápidos y super fácil de hacer.

Voy hacer dos tipos de panes saborizados, uno con panceta y otro con hiervas frescas, pero desde ahí ya tenes abierta la creatividad para meterle lo que quieras.

Para los pancitos vamos a necesitar:

Ingredientes

1 kg de harina

50 gr de levadura fresca

600 cc de agua tibia

25 gr de sal

60 gr de azúcar

100 gr de manteca

Panceta (aproximadamente 100 gr)

tomillo y romero frescos ( aproximadamente un puñado de cada uno)

Preparación

Vamos colocando la harina en la mesa y vamos formando la corona, agregamos la levadura y el azúcar en el centro y la sal por fuera en los costados.

Agregamos en el centro la mitad del agua tibia, esto junto al azúcar nos va a ayudar a que la levadura reaccione y leve mas rápido. Vamos como desarmando la levadura con una sola mano y de a poco vamos integrando la harina.

Empezamos a usar las dos manos y si vemos que le falta agua, vamos agregando de a poco. Amasamos hasta tener una masa lisa y homogénea.

Una vez que la hemos trabajado, agregamos la manteca a punto pomada y vamos integrando la materia grasa en la masa, hasta que no queden rastros de ella.

La forma mas fácil de hacerlo es estirando de un extremo y envolvemos hasta el centro, ya cuando se integre bien (que no haya restos en la mesa) vamos amasando unos 5 a 10 minutos mas.

Es ideal golpear la masa justo al final del amasado, la dejamos descansar por unos 25 a 30 minutos bien tapada. Mientras tanto podemos ir picando la panceta y las hiervas lo mas chiquito posible.

Ya teniendo la masa descansada vamos a cortarla en dos, una para la panceta y otra para las hiervas. Te voy a dar el ejemplo con una y luego con la otra hacemos lo mismo.

Simplemente extendemos la masa y espolvoreamos las hiervas, es importante que al agregar los sabores no volvamos a amasar enérgicamente, solo lo haremos como para integrar el ingrediente.

Lo que tenemos que hacer es cortar y plegar (superponemos capas) , luego en la base (parte inferior) le añadimos mas de las hiervas, ya finalizando lo hacemos un bollito y lo dejamos descansar por unos 20 a 30 minutos (cuanto mas tiempo este descansando mejor). Hacemos lo mismo con el de panceta.

Ahora es cuando tenemos que agarrar la masa y hacemos unos rollitos de 3 a 4 cm aproximadamente.

Cortamos  pedazitos del tamaño de la mano (esto es para que estén del mismo tamaño así lograr una cocción pareja).

Una vez listo enaceitamos una placa apta para el horno, lo mandamos unos 20 minutos a fuego medio, el tiempo de cocción es aproximado ya que eso depende de la potencia de tu horno.

Y ya tendríamos nuestros pancitos riquísimos, ahora bien si los queres hacer mas rápido lo que tendrías que hacer es no dejarla descansar, el problema de esto es que no quedan tan esponjosos y tienden a tener otra textura no deseada ya que el dejarlo levar es lo mejor para una masa de pan.