Cómo hacer manteca casera paso a paso

Cómo hacer manteca casera paso a paso

La manteca casera, es uno de esos tesoros que todos deberían experimentar hacer al menos una vez en la vida. No solo es increíblemente fácil de hacer, sino que el resultado es una manteca fresca y deliciosamente cremosa que simplemente no se puede comparar con la versión comprada en la tienda.

Además, el proceso en sí mismo es una experiencia gratificante y terapéutica, donde puedes conectarte con tus ingredientes y crear algo verdaderamente especial con tus propias manos.

Cómo Hacer Manteca Casera Paso a Paso

Para preparar esta manteca casera de forma muy sencilla, vas a necesitar:

Ingredientes:

  • 1 litro de crema de leche
  • 1/2 cucharadita de sal (opcional)

Utensilios que necesitaremos:

  • Batidora eléctrica
  • Gasa o alguna tela tipo filtro (puede ser filtro para café)

Instrucciones:

  1. Preparación de la crema:
    • Vierte el litro de crema de leche en un recipiente grande y asegúrate de que esté a temperatura ambiente. La crema a temperatura ambiente facilitará el proceso de batido y ayudará a que la manteca se forme más rápidamente.
  2. Batido:
    • Conecta tu batidora eléctrica y sumérgela en la crema de leche.
    • Comienza a batir la crema a velocidad media durante unos minutos. Notarás que la crema primero se transformará en crema batida, con picos suaves y espesos.
    • En ese momento agregamos la sal.
  3. Separación de la manteca y el suero:
    • Continúa batiendo la crema hasta que veas que los sólidos de la leche (la manteca) comienzan a separarse del suero. Esto puede llevar unos minutos más, así que ten paciencia y sigue batiendo.
  4. Colado y lavado:
    • Una vez que la manteca se ha separado completamente del suero, coloca una gasa o tela tipo filtro sobre un recipiente grande para atrapar la manteca.
    • Vierte cuidadosamente la mezcla de crema batida sobre la gasa, permitiendo que el suero se filtre a través de ella y quedando la manteca atrapada en la tela.
  5. Lavado de la manteca:
    • Enjuaga la manteca bajo agua fría corriente mientras está envuelta en la gasa. Esto ayudará a eliminar cualquier residuo de suero y aclarará la manteca.
  6. Almacenamiento:
    • Una vez que la manteca esté lista, puedes guardarla en un recipiente hermético en el refrigerador. Durará varias semanas si se almacena adecuadamente.

Te recomendamos: Cómo hacer yogurt griego casero

¡Y ahí lo tienes! Tu propia manteca casera, hecha con amor y solo dos ingredientes simples. Úsala para untar en pan recién horneado, para cocinar o hornear, o simplemente para disfrutarla en toda su pureza sobre una rebanada de pan fresco. Independientemente de cómo decidas disfrutarla, estarás seguro de apreciar el sabor y la calidad de esta delicia casera. ¡Que disfrutes de tu manteca recién hecha!

Deja un comentario