Cómo hacer yogurt griego casero

Cómo hacer yogurt griego casero

El yogur griego, con su textura lujosamente espesa y su consistencia cremoso, se ha convertido en una delicia favorita para muchos amantes de los lácteos. Aunque es fácilmente accesible en las tiendas, aventurarse a preparar este manjar en casa añade un toque personal y garantiza un producto fresco y lleno de beneficios para la salud.

Este producto, obtenido al drenar el suero del yogur convencional, se distingue por su riqueza en proteínas, bajo contenido de azúcar y la presencia de probióticos, elementos amigables para la salud digestiva.

Cómo preparar Yogur Griego

Para preparar este delicioso yogur griego casero, vas a necesitar:

Ingredientes:

  • 1 litro de leche entera
  • 2 cucharadas de yogur natural con cultivos activos o un sobre de cultivo de yogur

Utensilios que vamos a utilizar:

  • Termómetro de cocina
  • Olla
  • Cuchara de madera
  • Taza o recipiente resistente al calor
  • Toalla grande
  • Gasa o paño de queso
  • Colador
  • Recipiente para recoger el suero

Preparación:

  1. Vierte la leche entera en una olla y caliéntala a fuego medio hasta alcanzar aproximadamente 85°C. Utiliza el termómetro de cocina para asegurarte de que la temperatura sea precisa.
  2. Deja que la leche se enfríe a unos 43°C. Luego, retira con cuidado la piel que se ha formado en la parte superior.
  3. En un recipiente resistente al calor, mezcla las 2 cucharadas de yogur natural con un poco de leche caliente. Añade esta mezcla al resto de la leche, remueve bien y cubre el recipiente.
  4. Envuelve el recipiente en una toalla grande para mantener el calor. Déjalo reposar en un lugar cálido durante 4 a 6 horas, o hasta que la mezcla se haya cuajado y tenga una consistencia parecida a la del yogur.
  5. Coloca un colador sobre un recipiente y forra el colador con gasa o un paño de queso. Vierte el yogur cuajado en el colador y déjalo escurrir en el refrigerador durante 6 a 8 horas.
  6. Después del tiempo de escurrimiento, tu yogur griego casero estará listo. Guárdalo en un recipiente hermético en el refrigerador y disfrútalo solo o con tus aderezos favoritos.

Te recomendamos: Tarta de yogur y manzana casera ¡muy fácil de preparar!

Beneficios Adicionales de esta Creación Casera:

  • Personalización: Puedes ajustar la cantidad de escurrimiento según tus preferencias de espesor.
  • Control de Ingredientes: Al hacerlo tú mismo, evitas aditivos y preservativos innecesarios.

¡Ahora, adéntrate en el mundo encantado del yogur griego casero y sorprende a tu paladar con cada cucharada de esta deliciosa creación artesanal!

Deja un comentario