Cómo hacer Jalea de membrillo con solo 4 ingredientes

Si alguna vez te has preguntado cómo hacer jalea de membrillo de la manera más sencilla y deliciosa posible, estás en el lugar indicado. Esta receta te guiará paso a paso para crear una jalea exquisita utilizando solo 4 ingredientes básicos.

Aunque lleva su tiempo, te prometo que el resultado final hará que cada minuto invertido valga la pena. Si quieres ver cómo se prepara, mira el siguiente video de Acqua Rosa Recetas que te mostrará como prepararla:

¡Es deliciosa! Tenes que hacerla, a continuación te contaremos en detalle el paso a paso para que puedas prepararla.

Cómo preparar Jalea de Membrillo

Para preparar esta deliciosa jalea, vas a necesitar:

Ingredientes:

  • 7 membrillos
  • Jugo de 1 limón
  • Azúcar (la cantidad necesaria)
  • Agua

Preparación:

  1. Los Membrillos:
    • Lava cuidadosamente los membrillos para eliminar cualquier suciedad o pelusa.
    • Corta los membrillos por la mitad y retira las semillas junto con la cáscara. Reserva ambas partes por separado.
  2. Cocción de las Cáscaras:
    • Coloca las cáscaras y las semillas en un recipiente grande y cúbrelas con agua.
    • Hierve la mezcla hasta que las cáscaras estén tiernas, aproximadamente unos 40 minutos.
  3. Extracción del Jugo:
    • Coloca un lienzo limpio sobre un bowl y vierte el líquido obtenido de las cáscaras y semillas.
    • Exprime el lienzo para extraer todo el jugo, que comenzará a adquirir una consistencia gelatinosa.
  4. Preparación de la Jalea:
    • Pesa el jugo obtenido y añade la misma cantidad de azúcar.
    • Agrega el jugo de limón al recipiente y cocina la mezcla a fuego lento, removiendo constantemente.
    • Verás que la mezcla comienza a cambiar de color y espesar. Cocina durante unas 2-3 horas hasta obtener una consistencia deseada.
  5. Embotellado y Esterilización:
    • Vierte la jalea caliente en frascos esterilizados y ciérralos herméticamente.
    • Coloca los frascos en una olla con agua y hiérvelos durante 30 minutos para esterilizarlos por completo.
    • Deja que los frascos se enfríen a temperatura ambiente antes de almacenarlos en un lugar fresco y oscuro. Recuerda darlos vuelta, para que no les entre aire y así, duren mucho más tiempo.

Te recomendamos: ¿Cómo se hace la jalea de algarroba?

¡Y ahí lo tienes! Tu propia jalea de membrillo casera, lista para disfrutar en cualquier momento. Esta receta no solo te brinda un delicioso dulce para acompañar tus postres favoritos, sino que también te permite aprovechar al máximo los ingredientes, transformando las cáscaras y semillas en una verdadera delicia. ¡Espero que la disfrutes tanto como yo!