Saltar al contenido

¿Cómo hacer el tuco de la Abuela?

Un sabroso tuco es indispensable a la hora de acompañar cualquier clase de pastas, la pasta puede ser la mejor del mundo pero si el tuco no la acompaña, nos arruinara el menú.

Hemos reunido un par de trucos o tips para que puedas conseguir ese tuco inolvidable que hacían las abuelas y que dejaban a todos, más que satisfechos. Obviamente que todos tenemos nuestros secretos, esta es sólo sugerencia de cómo hacerlo.

¡Manos a la obra!

Ingredientes

-1 Zanahoria grande

-2 Cebollas

-1 Morrón chico

-1 Botella de Salsa triturada

-Sal, pimienta, orégano a gusto

-2 Hojas de Laurel

-3 Dientes de Ajo

-1/2 Vaso de Vino tinto

Procedimiento

  • Comenzamos pelando la cebolla, los ajos, la zanahoria y los cortamos en cubitos pequeños. Si queremos podemos rallar la zanahoria, eso será según tu preferencia.
  • Ponemos en una olla un buen chorro de aceite y llevamos a fuego moderado.
  • Cuando vemos que el aceite ya se ha calentado, agregamos las verduras picadas y las hojas de laurel. Rehogamos.
  • Salpimentamos y agregamos el medio vaso de vino, cuando vemos que las verduras ya han cambiado de textura. 
  • Removemos hasta que el alcohol se haya evaporado.
  • Incorporamos el tomate triturado y mezclamos para incorporar.
  • Seguimos cocinando por unos 10 minutos más a fuego moderado y luego bajamos a mínimo.
  • Dejamos cocinar como mínimo unos 45 minutos a una hora.
  • Si deseamos la salsa perfecta, cuanto más tiempo de cocción mejor, así que te aconsejamos que lo dejes una hora y que vayas agregando agua caliente o caldo a medida que la salsa lo necesite.

 

Trucos de la Abuela para hacer el mas rico Tuco

Los tucos que hacían las abuelas realmente eran inolvidables, ese no sé qué le agregaban hacían que estas salsas sean únicas en cuanto consistencia y sabor.

Ahora te vamos a pasar algunas trucos para que tengas en cuenta, no dudes en ponerlos en práctica que de seguro va a cambiar el sabor de tus tucos para siempre.

Consistencia

Primero que nada, tengamos en cuenta el hecho de que en las cocinas de las abuelas no podían faltar la grasa o manteca a la hora de cocinar. En ese entonces, estos ingredientes no era tan costosos como lo son ahora. Es más, muchas preparaban estos ingredientes de forma casera y es por ello que en muchas recetas las utilizan como principal fuente de materia grasa. 

La manteca y la grasa al tener un tener graso muy importante, hacen que los tucos salgan con una consistencia única que no se consigue cuando utilizamos aceite. 

Le añade un importante toque de sabor y textura, así que si queremos lograr hacer de esos tucos recordados por todos, tal vez podamos probar y reemplazar el aceite, por grasa o manteca. No te digo que las utilices siempre, ya que hoy en día sabemos de lo perjudicial y peligroso que se puede volver su consumo habitual, pero de vez en cuando en ocasiones especiales, nos podemos dar un gustito.

Ingredientes naturales

Si nos trasladamos en el tiempo y nos ponemos a pensar, las abuelas no solían utilizar productos procesados. Utilizaban ingredientes naturales, productos totalmente orgánicos como ser el caso del tomate.

El ingrediente principal en el tuco es sin duda el tomate, y obviamente cuanto más natural sea el tomate que vayamos a utilizar mejor.

Muchos usan puré de tomate, sin embargo para que una salsa te quede bien rica, es necesario utilizar tomates naturales. Lamentablemente, hoy en día cuesta conseguir que sean totalmente orgánicos. Los tomates son rociados con diferentes clases de pesticidas para eliminar plagas y por si esto fuera poco, también están expuestos a hormonas que aceleran su maduración, los cuales terminan perjudicando notablemente su calidad y su sabor.

Por ello te aconsejo que si no podes conseguir tomates orgánicos, utilices tomate en lata o en botella que tal vez sean los mejores para hacer salsas.

Cocción

Si queremos hacer el tuco perfecto, tomémoslo con calma y dediquémosle el tiempo necesario. El  hacerlo lleva un proceso fácil pero toma su tiempo para que quede sin igual.

Si bien el tuco puede ser solamente de tomate, nada más rico que hacerlo con carne. Las abuelas sí que sabían de cocina, ya que dejaban cocinando el tuco por un tiempo prolongado, para que de esta manera la carne quede más que blanda.

Así que te recomendamos que si lo vas a hacer con algún corte de carne en especial, lo dejes cocinarse por un poquito más de una hora, para asegurarte de que la carne quede más que tierna. 

Esperamos que estos trucos te puedan ayudar, todos tenemos diferentes formas de hacer un tuco. Como te mencionamos antes, estos son sólo tips que tal vez no te has dado cuenta de implementarlos. Por ello si tenés otro secretito ,te invitamos a que lo puedas compartir con todos nosotros.