Buñuelos de manzana: lleva solo 1 huevo y 1 manzana ¡Súper económico y súper rico!

Buñuelos de manzana: lleva solo 1 huevo y 1 manzana ¡Súper económico y súper rico!

La combinación suave y dulce de la manzana con la masa frita y crujiente de los buñuelos crea un contraste de sabores que resulta absolutamente delicioso. El dulzor natural de la manzana se intensifica durante la cocción, aportando un toque de frescura y jugosidad a cada bocado.

Los buñuelos de manzana son versátiles y se adaptan a diferentes gustos y preferencias. Puedes añadir especias como canela, nuez moscada o cardamomo para realzar el sabor de la manzana, o incluso agregar un poco de ralladura de limón o naranja para darles un toque cítrico.

Preparar estos buñuelos es relativamente sencillo y no requiere de habilidades culinarias avanzadas. Los buñuelos de manzana son una excelente opción para compartir con familiares y amigos.

Puedes preparar una gran cantidad de buñuelos y servirlos en una reunión o celebración. Su tamaño individual los hace fáciles de comer y disfrutar, y su aspecto apetitoso los convierte en un atractivo postre o merienda para todos.

Cómo preparar Buñuelos de manzana

Para preparar esta delicia, solo vamos a necesitar:

Ingredientes

-1 Huevo
-1/2 cdta Sal
-2 cdas Azúcar
-Ralladura de limón
-125 g Yogur
-3 cdas Aceite de girasol
-1 Manzana
-260 gr Harina de trigo
-5 g de Polvo para hornear
-Aceite de girasol para freír
-2 cdas azúcar y 1 cdta canela para espolvorear

Preparación

  1. En un recipiente, vamos a poner el huevo junto con la sal y el azúcar, removemos hasta que se disuelva el azúcar.
  2. A continuación, añade la ralladura de medio limón, el yogur y el aceite para crear una mezcla homogénea.
  3. Por otro lado, pelamos la manzana verde o cualquier otro tipo de manzana y la cortamos en trozos pequeños.
  4. Esparce los dados de manzana sobre la mezcla del bol y mezcla nuevamente.
  5. Añade poco a poco la harina para incorporar todos los ingredientes.
  6. Por último incorpora el polvo para hornear, esto es clave para obtener una textura más esponjosa.
  7. Engrásate las manos o la cuchara con aceite para evitar que se pegue mientras das forma a los buñuelos.
  8. Ponemos aceite en una sartén, y colócalo a fuego medio. Cuando esta caliente, comenzamos a poner los buñuelos. Asegurate que entren cómodamente en la sartén, no los amontones.
  9. Una vez dorados, pásalos a un plato forrado con papel absorbente para que absorba el aceite sobrante (asegúrate de que la temperatura del aceite es la adecuada antes de añadir los buñuelos; de lo contrario, podrían resultar grasientos y se pueden apelmazar).
  10. Por último, rebózalos en una mezcla de azúcar y canela y sírvelos aún calientes. ¡Estas delicias tendrán un sabor increíble!

Y así de fácil, podremos hacer estos buñuelos de manzana deliciosos. ¡Anímate a prepararlos, es muy fácil! También puedes ver Que se puede hacer con harina leudante para el mate ¡5 ideas fáciles y económicas!

Tips y consejos

  • Elige las manzanas adecuadas: Opta por manzanas firmes y crujientes, como las variedades Granny Smith, Golden Delicious o Fuji. Evita las manzanas que tienden a deshacerse fácilmente al cocinar, ya que quieres que los trozos de manzana se mantengan intactos dentro de los buñuelos.
  • Prepara la masa correctamente: Mezcla los ingredientes secos, como harina, azúcar, sal y especias, en un recipiente aparte antes de incorporarlos a la masa. Esto garantizará que los ingredientes estén bien distribuidos y evitará grumos en la masa. Agrega los ingredientes líquidos, como huevos, leche y vainilla, y mezcla suavemente hasta obtener una masa suave y homogénea.
  • Deja reposar la masa: Una vez que hayas preparado la masa, déjala reposar durante al menos 15-20 minutos. Esto permitirá que los ingredientes se mezclen y se hidraten adecuadamente, lo que dará como resultado una textura más suave y ligera en los buñuelos.
  • Controla la temperatura del aceite: Asegúrate de que el aceite esté a la temperatura adecuada antes de comenzar a freír los buñuelos. Si el aceite está demasiado frío, los buñuelos absorberán más aceite y quedarán grasosos; si el aceite está demasiado caliente, se dorarán rápidamente por fuera pero quedarán crudos por dentro.
  • Espolvorea azúcar y canela: Una vez que los buñuelos estén listos, espolvorea azúcar y canela sobre ellos mientras aún estén calientes. Esto les dará un delicioso y aromático toque dulce.

Deja un comentario