Bolitas Rocher caseras ¡super fáciles de preparar!

Bolitas Rocher caseras ¡super fáciles de preparar!

Las bolitas Rocher son un verdadero manjar para los amantes del chocolate y las avellanas.

Y, aunque podrías comprar una caja en la tienda, hay algo realmente especial en hacerlas en casa.

Te recomendamos: Mezclar banana, miel y agua ¡la receta casera que no esperabas!

Aquí te presentamos una receta sencilla que te permitirá disfrutar de estas deliciosas bolitas sin salir de tu cocina.

Ingredientes

  • Chocolate amargo con 50% de cacao: 500 g
  • Avellanas finamente molidas: 90 g
  • Azúcar glas (impalpable): 80 g
  • Claras de huevo: 6
  • Azúcar: 160 g

Preparación

  1. Tamiza juntas las avellanas molidas y el azúcar glas en un recipiente amplio.
  2. En otro bol, bate las claras a punto de nieve, añadiendo inicialmente una parte del azúcar. Una vez que comience a espesar, agrega el resto del azúcar y continúa batiendo hasta obtener un merengue firme.
  3. Con movimientos envolventes, integra el merengue con la mezcla de avellanas, usando una espátula. Procura hacerlo con delicadeza para mantener la estructura aireada del merengue.
  4. Precalienta el horno a 120°C.
  5. Cubre una bandeja para hornear con papel pergamino. Con la ayuda de una cucharita previamente sumergida en agua fría, coloca pequeños montones de la mezcla sobre la bandeja.
  6. Introduce en el horno y hornea durante 10 minutos. Luego, reduce la temperatura a 90°C y deja cocinar por una hora adicional.
  7. Retira del horno y permite que las bolitas se enfríen completamente.
  8. Derrite el chocolate en baño María o en el microondas, cuidando de no quemarlo.
  9. Sumerge cada bolita en el chocolate derretido, dejando que el exceso de chocolate escurra.
  10. Coloca las bolitas cubiertas de chocolate sobre una bandeja forrada con papel pergamino y deja reposar durante una hora o hasta que el chocolate se solidifique.

Conclusión:
Crear tus propias bolitas Rocher en casa no solo es divertido, sino que te brinda la oportunidad de disfrutar de un dulce fresco, hecho con ingredientes de calidad y, sobre todo, con mucho amor. ¡Disfruta de este delicioso bocado con tus seres queridos! ¡Buen provecho!

Deja un comentario