Trucos caseros para eliminar la humedad y el moho de los muebles bajos de la cocina y del baño

Como sabemos  la humedad y como consecuencia el moho son una constante amenaza para el hogar, especialmente podemos observar esto en el bajo-mesada y en el baño.

Por lo cual, es esencial la limpieza profunda en los armarios o muebles y acabar finalmente con la humedad, el moho, los hongos y otras bacterias.

 eliminarComo eliminar la humedad y el moho de los armarios bajos de la cocina y del baño

Todo esto requiere de una limpieza constante para eliminar la humedad y el moho de los muebles. Sin embargo cuando la humedad se instala cuesta un poco más. Pero claramente no es imposible lograrlo, de hecho existen los trucos cesaros y productos económicos que ayudarán a mantener todo más controlado.

Te puede interesar: ¿Cómo eliminar el mal olor del desagüe del baño?

Veamos algunos indicios de que la humedad está invadiendo nuestro hogar:

  • En primer lugar, el mal olor comienza a invadir el ambiente.
  • Si se trata del bajo mesada, podremos observar como se comienza a despegar las puertas o se abren por la misma humedad.
  • También la aparición del moho y de hongos en los muebles, se evidencian con manchas negras.

Sin duda alguna, cuando ya hemos constatado que la humedad está haciendo lo suyo y comienza a arruinar nuestros muebles, es momento de actuar y limpiar. Entonces, ¿como podemos eliminar la humedad y el moho de los muebles?

Para esta limpieza es esencial utilizar 2 productos básicos y económicos, estamos hablando de la lavandina y el amoniaco. Ambos son altamente efectivos para eliminar de fondo el problema de la humedad y el moho, de hecho son productos que generalmente tenemos en casa.

Por otro lado, son los productos habituales que usamos y económicos, también es importante tener a nuestro alcance los guantes de látex por protección. Además, debemos estar atentos para evitar el contacto con los ojos, nariz y boca. Por lo cual, debemos manipular estos productos con sumo cuidado.

Importante recordar: Nunca se debe mezclar ambos productos, es sumamente peligroso mezclarlos porque generan unos vapores tóxicos que podrían afectar nuestra salud. Siempre se usan por separado y diluidos en agua.

Comencemos con la limpieza:

Limpiar con lavandina para eliminar la humedad y el moho

Para hacer esto vamos a utilizar un pulverizador, la preparación consiste en:

  • Por cada litro de agua, vertemos 20 ml. de lavandina. Luego rociamos las superficies y el mueble afectado, lo dejamos actuar durante unos 15 a 20 minutos y luego repasamos una esponja o paño para retirar el liquido.
  • De ser necesario se repite el procedimiento, la idea es eliminar desde raíz el moho. Para terminar, dejamos abiertas las puertas para que se sequen y queden aireado los muebles.

Limpiar con amoniaco para eliminar la humedad y el moho

El amoniaco es otro producto muy potente para eliminar el moho, lo preparamos así:

  • En un pulverizador agregamos 1 litro de agua y un tapón de amoniaco liquido. Luego aplicamos la mezcla en las superficies y en donde el moho se haya instalado en el mueble, lo dejamos actuar unos 15 a 20 minutos para después retirar el liquido con un paño o papel de cocina.
  • También se puede repetir el procedimiento y dejar las puertas abiertas para que se seque.

¿Cómo ponerle fin a los problemas de humedad?

Evidentemente algo está fallando en el ambiente del hogar, los problemas de humedad y como consecuencia el moho y las bacterias se están instalando. Por lo cual, hay que ventilar y mantener sumamente limpios los armarios o muebles bajos.

Por ejemplo, si nos damos una ducha, debemos dejar que se ventile el ambiente dejando la puerta abierta del baño. De esta forma, el aire que circula se renueva constantemente.

Con respecto a los muebles bajos, ya sea de la mesada en la cocina o en el baño mismo, podemos efectuar una limpieza semanal con los productos ya mencionados.

También en la limpieza diaria se puede utilizar productos menos abrasivos, mezclando 1 taza de vinagre blanco, 1 taza de agua caliente y el jugo de 1 limón. Aplicando esta preparación mantenemos los muebles de la cocina desinfectados y con buen aroma.

Para terminar, sabemos que para mantener la humedad controlada tenemos a nuestro alcance productos que actúan como deshumidificadores. Estos convierten el aire húmedo en aire seco, sin embargo podemos hacerlo con productos caseros.