Textiles ecuestres, artesanías de a caballo…

Cojinillo de Isabel Irigiyen, Imagen del Fondo Nacional de las Artes. Foto: Miguel Angel de Leon
Cojinillo de Isabel Irigiyen, Imagen del Fondo Nacional de las Artes. Foto: Miguel Angel de Leon

Los textiles ecuestres son una especialidad dentro del rubro tradicional textiles, incluye en sus técnicas el hilado de lanas de oveja, trenzado de crines, telar, bordado, cardado y otros.

Los hilados y telares artesanos generalmente se atribuyen para la realización de indumentaria, cobijos, también decoración e incluso la bisutería más moderna, sin embargo en zonas rurales se realizan aún hilados y cobijos que tienen que ver con el más bello animal que nos acompaña en el trabajo del campo: el caballo…

Caronas, caronillas, alforjas, pellones, cojinillos y todo tipo de aperos se realizan con lanas hiladas a mano, tejidas en bastos telares e incluso bordadas para orgullo y adorno, lujo y admiración… o sencillamente para ensillar al amigo.

En la primera imagen podemos apreciar el fino trabajo del cojinillo realizado en cerda de caballo y lana de oveja, por la artesana Isabel Irigoyen de Mercedes, Buenos.

En la segunda imagen te acercamos una alforja bordada de Nélida Chosco, de Nazareno, Salta.

Ambos ejemplos de los mejores trabajos artesanales en textiles ecuestres.

Alforja de Nélida Chosco, imagen del Fondo Nacional de las Artes. Foto: Miguel Angel de Leon
Alforja de Nélida Chosco, imagen del Fondo Nacional de las Artes. Foto: Miguel Angel de Leon (detalle)

En esta especialidad el trabajo con crines de caballo es muy interesante ya que aporta texturas que contrastan con las lanas tradicionales.
Las guardas originarias tejidas nudo a nudo con ancestrales técnicas heredadas también se adaptan a nuevas técnicas de tejido y bordado, y mantienen una estética tradicional que atestigua cada región folklórica y refleja el origen de las prendas.

Los cueros con pelo y

La artesanía criolla y gaucha incluye los textiles ecuestres, fiel reflejo del buen gusto, el colorido, la laboriosidad de manos expertas y el diseño argentino… de a caballo.