Saltar al contenido

¡Tarta de cebolla sin fondo tan deliciosa que querrás cocinarla dos veces por semana!

Esta deliciosa creación es única en su clase, ya que combina la esencia de una tarta, con la apariencia y textura de un suave bizcocho. ¿El resultado? Una experiencia única, que te dejará deseando más.

Con una combinación perfecta de cebollas caramelizadas, panceta crujiente y queso derretido, esta tarta se convertirá rápidamente en un plato imprescindible en tu cocina. Y lo mejor de todo, ¡es fácil de hacer! Así que prepárate para sorprender a tus papilas gustativas y a tus invitados con esta tarta de cebolla sin fondo.

Cómo preparar Tarta de cebolla sin fondo

Para preparar esta deliciosa Tarta, vas a necesitar:

Ingredientes:

  • 60 g de manteca
  • 3 huevos
  • 60 g de harina
  • 500 g de cebolla(s), cortada en cubitos
  • 125 g de queso rallado
  • 125 g de panceta cortada en cubitos
  • Un poco de comino

Preparación:

  1. Precalienta tu horno a 180°C (350°F) y engrasa ligeramente un molde para tarta.
  2. En una sartén grande, derrite la manteca a fuego medio. Agrega las cebollas cortadas en cubitos y cocina hasta que estén suaves y caramelizadas, aproximadamente durante 15-20 minutos. Agrega un toque de comino para realzar el sabor de las cebollas. Una vez caramelizadas, retira del fuego y deja enfriar ligeramente.
  3. Mientras las cebollas se enfrían, en un tazón grande, bate los huevos hasta que estén bien mezclados. Agrega la harina y continúa batiendo hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  4. Incorpora las cebollas caramelizadas a la mezcla de huevo y harina, asegurándote de distribuirlas de manera uniforme. Luego, agrega el queso rallado y la panceta cortada en cubitos, mezclando todo cuidadosamente.
  5. Vierte la mezcla en el molde para tarta preparado, asegurándote de distribuirla de manera uniforme.
  6. Hornea la tarta en el horno precalentado durante aproximadamente 30-35 minutos, o hasta que esté dorada y firme al tacto.
  7. Una vez cocida, retira la tarta del horno y deja que se enfríe ligeramente antes de desmoldarla.
  8. Sirve la tarta de cebolla sin fondo caliente o a temperatura ambiente, acompañada de una ensalada fresca o simplemente disfrútala por sí sola.

Te recomendamos: Tartaletas de berenjena con tomate y queso ¡quedan riquísimas!

¡Y ahí lo tienes! Una deliciosa tarta de cebolla sin fondo que seguramente se convertirá en un éxito en tu mesa. ¡Disfrutala!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *