¡Solo café + harina! Ya no compro en el mercado. ¡Muy pocas personas conocen este secreto!

Si eres amante del café y te encanta disfrutar de recetas caseras, esta receta es para ti. Con solo unos pocos ingredientes, puedes crear unos deliciosos bollos con sabor a café que sorprenderán a todos.

A continuación, te mostramos cómo hacerlo paso a paso.

Te recomendamos: El mejor café helado en 5 minutos, ¡simplemente espectacular!

Ingredientes

  • 2 cucharadas de café granulado
  • 1 vaso de agua caliente (200 ml)
  • 3,5 tazas de harina (350 gramos)
  • 1 paquete de levadura en polvo (10 gramos)
  • 1 cucharadita de sal (4 gramos)
  • 1 huevo
  • 1 paquete de crema pastelera
  • 50 g de mantequilla
  • 1,5 tazas de leche (300 ml)
  • 1 paquete de chocolate (para derretir al vapor)
  • Maní cubierto de chocolate
  • Aceite para freír

Preparación

  1. Mezcla 2 cucharadas de café granulado con 1 vaso de agua caliente (200 ml) y deja enfriar.
  2. En un bol grande, combina 3,5 tazas de harina (350 gramos), 1 paquete de levadura en polvo (10 gramos) y 1 cucharadita de sal (4 gramos).
  3. Añade el café enfriado a la mezcla de harina, seguido de 1 huevo. Mezcla bien hasta obtener una masa homogénea. Si es necesario, añade más harina poco a poco hasta que la masa tenga la consistencia adecuada.
  4. Deja reposar la masa durante 5 minutos.
  5. En otro bol, prepara la crema pastelera mezclando 1 paquete de crema pastelera con 50 g de mantequilla y 1,5 tazas de leche (300 ml). Reserva.
  6. Divide la masa en 2 partes iguales.
  7. Extiende una de las partes de la masa con un rodillo hasta obtener un grosor de aproximadamente 1 cm.
  8. Con un cortador de galletas o un molde circular, corta la masa en porciones individuales.
  9. Calienta suficiente aceite en una sartén profunda a fuego medio/alto.
  10. Fríe las porciones de masa en el aceite caliente, volteándolas con frecuencia para que se doren de manera uniforme. Esto tomará unos 2-3 minutos por cada lado, o hasta que estén bien doradas.
  11. Retira los bollos del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  12. Mientras los bollos aún están calientes, perfora cada uno con la punta de un cuchillo y rellénalos con la crema pastelera preparada. Usa una manga pastelera para facilitar este paso.
  13. Derrite el chocolate al vapor y sumerge los bollos rellenos en el chocolate derretido.
  14. Decora con maní cubierto de chocolate y deja enfriar en el refrigerador durante 1 hora.

Consejos

  • Para asegurarte de que el aceite esté a la temperatura adecuada antes de freír los bollos, utiliza un termómetro de cocina. La temperatura ideal es entre 175°C y 180°C (350°F – 360°F).
  • Evita freír demasiados bollos a la vez, ya que esto puede bajar la temperatura del aceite y hacer que absorban más grasa.
  • Recuerda voltear los bollos a mitad del tiempo de cocción para que se doren de manera uniforme por ambos lados.
  • Deja que los bollos se enfríen completamente sobre una rejilla antes de servir para mantener su textura crujiente.

Ahora que sabes cómo preparar estos deliciosos bollos con sabor a café, ¡es momento de poner manos a la obra!

Sorprende a tus amigos y familiares con esta receta única y disfruta del delicioso aroma y sabor del café en cada bocado.

Te dejamos con la receta de Nur’un Yemek Tarifleri 2 para que te puedas guiar en el paso a paso:

¡No te pierdas la oportunidad de probar esta delicia casera!