Saltar al contenido

Receta de Pollo a la sal

pollo-a-la-sal

Pollo a la sal

El pollo es un clásico dentro de los platos que día a día preparamos. Por una lado, y por lo general, suele ser mas económico en comparación con el precio de la carne vacuna, pero además, es rendidor, permitiéndonos utilizarlo para varias comidas y diferentes comidas.

Con un pollo podemos preparar guisos, estofados, o comerlo al horno o la parrilla. También con el pollo suelen prepararse milanesas y muchos otros platos mas.

Argentina es bastante reconocida en el mundo por su excelente gastronomía, uno de sus platos típicos es el pollo a la sal, una receta bastante sencilla en la que se puede obtener un pollo liviano, dorado, crocante y al horno.

Los ingredientes son:

-Cuartos de pollo, ya sea pechuga, muslo o pata.

-250 gramos de sal gruesa.

-Una cabeza de ajo.

-Hierbas frescas (opcional)

-Un limón

-Pimienta

-Tres cucharadas de vinagre (opcional)

-Dos cucharadas de manteca (opcional)

-Dos cucharadas de aceite de oliva (opcional)

-Pimentón (opcional)

A continuación te contamos como prepararlo.[nextpage title=”Preparación”]

Preparación:

  1. Lavar bien el pollo bajo el grifo del agua y posteriormente dejarlo escurrir.
  2. Cortar la cabeza de ajo por el medio y ponerla en el centro del pollo junto con hierbas y un limón partido en dos. Insertar hierbas frescas en medio de la carne y la piel. Echarle pimienta (si así se quiere) por fuera y por dentro.
  3. Calentar el horno.
  4. Colocar en una asadera una cama de sal, poner el pollo encima y cubrirlo con más sal.
  5. Llevar al horno a temperatura media por unas dos horas.
  6. Darle la vuelta al pollo cuando se observe que esté dorado.
  7. Seguir horneando el pollo hasta que esté dorado por ambos lados.
  8. Retirar del horno.
  9. Extraer la sal que pueda estar adherida.
  10. Partir el pollo en las porciones deseadas y servirlo.

Como acompañamiento se puede realizar el siguiente:

  1. Poner en una sartén caliente aceite de oliva, zanahorias y cebollas partidas por la mitad. Saltear y dejar cocinar por un par de minutos.
  2. Agregar berenjenas, puerros y pimientos. Saltearlos con sal y pimienta y cocinarlos por unos cuantos minutos.
  3. Añadir azúcar, vinagre y un poco de agua.
  4. Antes de quitar del fuego, echar manteca.
  5. Servir el pollo a la sal acompañado con esta guarnición, salsa alioli y pesto.

Esta receta es muy sutil, además, la sal absorbe toda la grasa. La piel queda de un excelente sabor y para nada salada, solo lo justo.

Se puede acompañar con papa y/o vegetales, que se pueden hacer al horno en otra asadera.