Saltar al contenido

¿Por qué los buñuelos quedan crudos por dentro?

No hay nada mas rico que unos buñuelos para acompañar unos mates, ahora bien siempre hubo un problema en algunos casos: los buñuelos estaban crudos en el centro.

Esto puede ser por 2 cosas, la mas posible es que los hiciste muy grande y al estar cocinándose se hayan dorado pero por dentro sigan estando crudos.

La solución a esta es hacerlas mas pequeñas, hay que acordarse que los buñuelos se hacen con alguna levadura o leudante que al estar cocinándose, estos pueden llegar a doblar su tamaño.

Otra razón puede ser debido a la cantidad de aceite que utilices, por lo general para freír se utiliza bastante aceite. Lo cual si utilizamos poco aceite puede alterar la cocción.

También hay que regular el tema del fuego, el aceite tiene que estar bien caliente para que empiece a freír pero no por eso hay que ponerlo al máximo para apurarlo.

Es mejor dejarlo en mínimo/medio y esperar a que llegue a una temperatura para freír, si tenes un termómetro lo podes medir, tiene que llegar entre 180ºc a 200ºc aproximadamente.

Ahora te voy a dejar una receta la cual nunca falla, y si nunca lo hiciste los podes probar. Son super fáciles de hacer y no requieren tantos ingredientes.

Para estos ricos buñuelos vamos a necesitar:

Ingredientes

1 Huevo

200 gr. de Harina 0000

100 gr. de Azúcar

1 Cdita. de Polvo para Hornear

250 ml. de Leche Entera

Media Cdita. de Sal

Aceite c/n

1 Cdita. de Esencia de Vainilla

(opcional)

Limón c/n

Preparación

En un bol empezamos a tamizar todos los ingredientes secos (con esto me refiero a la harina, la sal, el polvo para hornear y el azúcar).

Este procedimiento es importante ya que gracias al tamizado hace que los buñuelos no sean una bola de grumos y a la vez añade aire por lo cual te van a salir mas esponjosos.

Vamos haciendo un agujero en el centro y vamos a incorporar el huevo y la leche, de a poco vamos mezclando desde el centro hacia los costados.

Ya cuando tengas una crema homogénea podes incorporar la esencia de vainilla, si tenes limon podes ponerle unas 5 a 6 gotas. El limón ayuda a que el buñuelo no absorba tanta aceite.

Ya tendríamos todo listo, ahora solo faltan cocinarlas. En una olla ponemos bastante aceite como para freír y esperamos a que este bien caliente.

Con ayuda de 2 cucharas vamos a agarrar un poco de la preparación y la dejamos en el aceite, si ves que se queda muy pegada podes ayudarte con la otra cuchara.

La cocción es simple, solo se tienen que dorar de los 2 lados. Aproximadamente 3 min por cada lado, ya cuando los tengas listos estaría bueno tener algo de papel de cocina para secar el exceso de aceite.

Y ya tendrías unos ricos buñuelos para poder acompañarlos cuando vos quieras, desde un desayuno o meriendo con amigos y la familia.

Lo bueno de estos buñuelos es que lo podes acompañar con lo que vos quieras, desde dulce de leche hasta mermelada, también los podes espolvorear con azúcar impalpable y quedan riquísimos.