Saltar al contenido

Como hacer para que el pollo al horno quede dorado

Alguna vez nos ha pasado que metimos un pollo en el horno, pensando que va a salir bien dorado y crujiente, pero todo lo contrario, salio todo pálido y con una textura parecida a un pollo hervido.

Esto puede ser por varias cosas, desde la potencia de tu horno hasta no darle la temperatura adecuada en la cocción.

Por eso hoy te vamos a dar unos trucos y como si esto fuera poco, te vamos a dar una receta que a mi siempre me funciona. No solo vas a poder utilizar este truco para pollo al horno, si no que también lo vas a poder usar para hacer pollo a la parrilla. ¡Queda riquísimo!

Simplemente necesitaremos…

Ingredientes

-1 Pollo entero

-Mostaza

-2 Limones

-Aceite

-3 Ajos

-Sal y pimienta

-Papel aluminio

Guarnición (opcional)

Papas rusticas

1 kg de papas

Pimentón dulce

Preparación de Pollo al Horno

Empezamos picando el ajo bien finito, lo agregamos en un recipiente (lo ideal seria un frasco) y añadimos mostaza. La cantidad varía dependiendo del tamaño del pollo, así que pongan lo suficiente como para embadurnarlo bien tanto por fuera como por dentro.

Añadimos el jugo de 2 limones, aceite, sal, pimienta y lo dejamos reposar en la heladera por 1 día.

Al día siguiente, limpiamos el pollo retirando la grasa excedente y lo ponemos en una placa. Procedemos a embadurnarlo con la mezcla de mostaza dejándolo bien cubierto, tanto por fuera como por dentro.

Dejamos marinar en la heladera por mínimo unas 6 horas, si puede ser 1 día entero mejor.

Lo sacamos de la heladera y dejamos que tome temperatura ambiente, esto se hace porque seguramente esta muy frío y corremos el riesgo que no llegue a cocinarse bien en el centro. Tapamos bien con papel aluminio y lo mandamos al horno a unos 180ºC.

El tiempo de cocción es fácil de calcular, por cada medio kilo de pollo son aproximadamente 30 minutos.

Unos 10 a 15 minutos antes de que se cumpla el tiempo, le sacamos el papel aluminio y aumentamos un poco la temperatura del horno, esto hará que se dore.

Una vez pasado este tiempo, sacamos el pollo y lo dejamos unos 10 minutos a temperatura ambiente tapado con el papel que le sacamos antes.

Las papas rusticas son muy sencillas de hacer, simplemente lavamos bien las papas con una esponja o cepillo, las cortamos en tiras a lo largo y le dejamos la piel. Es muy importante que queden todos del mismo grosor para tener una cocción pareja.

En una placa aceitada ponemos las papas, las salpimentamos bien. Llevamos al horno a unos 180ºC.

Sacamos del horno una vez estén bien doradas, tardarán en hacerse unos entre 20 a 30 minutos aproximadamente.

Apenas sacamos del horno, espolvoreamos con pimentón, esto le dará un toque increíble de sabor.

Y listo, acá tenemos un buen dúo: Pollo al horno bien dorado con unas ricas y crocantes papas rusticas.

Trucos y Consejos

Aunque en algunas recetas se dice que se debe lavar el pollo, te aconsejamos que no lo hagas.  Al ponerlo bajo la canilla lo que hacemos, es salpicar bacterias por todas partes exponiéndote a enfermedades, entre estas bacterias se encuentra la salmonella.

Si querés un pollo jugoso es importante no sacarle la piel antes de la cocción, da igual si vos o alguien de tu familia lo come sin el, siempre podes retirarle la piel una vez este cocido.

Para la mayoría de carnes, es importante tener en cuenta el no pincharlas con nada apenas salga del horno, ya que esto provocaría que salgan todos los jugos.

Por ello se aconseja dejar la preparación reposar por unos 7 a 10 minutos antes de servir, para que se asienten los jugos de la carne.