Saltar al contenido

Pechuga de pollo rellena de espinacas y queso

Las recetas que incluyen pollo nos aportan una proteína propia de la carne blanca y al ser bajo en grasa contiene un aminoácido llamado triptófano. Un componente esencial para el organismo que ayuda mucho a su correcto funcionamiento.

En esta oportunidad se trata de elaborar en casa, Pechuga de pollo rellena de espinacas y queso, un plato muy completo y lleno de sabor.

Además la espinaca es una fuente natural de vitaminas, fibras y minerales, muy beneficioso para toda la familia. Por eso, es una forma camuflada de consumir verduras.

El queso de maquina que lleva el relleno va a enriquecer el plato con calcio, un mineral muy importante para el correcto desarrollo de los huesos.

Una receta fácil y sencilla de preparar para el almuerzo o la cena, ya sea de entre semana o el fin de semana, ideal para una ocasión especial.

A continuación veremos los ingredientes básicos y el paso a paso de toda su elaboración:

Ingredientes

  • 1 Pechuga de pollo (grande)
  • 100 gr. de Espinacas frescas
  • 2 dientes de Ajo
  • 3 fetas de Queso
  • Sal a gusto
  • c/n de Aceite de oliva
  • Huevo
  • c/n de Pan rallado

Preparación

  • Comenzamos cortando los dientes de ajo bien finitos y reservamos.
  • Luego añadimos un chorrito de aceite de oliva en la sartén y vamos a rehogar las espinacas un poco.
  • También le sumamos los dientes de ajo picados y lo dejamos hasta reducir las espinacas, además le agregamos un poco de agua.
  • Seguidamente limpiamos la pechuga retirándole la grasa y fileteamos de modo parejo, realizando cortes precisos para abrir bien la pechuga que luego se va a rellenar.
  • Paso siguiente, vamos a poner cada filete de pechuga sobre un trozo de papel film.
  • Continuamos trabajando cada filete de pechuga añadiendo sobre el mismo una feta o media de queso y una cucharada sopera de espinacas, también salpimentamos a gusto.
  • Finalmente enrollamos despacio cada filete, le damos forma con firmeza y lo llevamos a la heladera durante una hora aproximadamente.
  • Cuando transcurra el tiempo, lo desenrollamos a cada filete de pechuga enrollada y las salpimentamos.
  • Luego las rebozamos con pan rallado y las pasamos por el huevo batido, sellamos los extremos y nuevamente pasamos por el pan rallado.
  • Para terminar, decidimos si las freímos o le damos cocción en el horno.
  • Calentamos bien el aceite en el sartén y vamos a freír cada pechuga rellena, también tendremos preparado una bandeja con papel absorbente para retirar el exceso de aceite y salgan bien sequitas.
  • ¡Listas para servir sola o acompañada de alguna guarnición a gusto!

Trucos y Consejos

  • La pechuga de pollo se caracteriza por su bajo contenido calórico. Además, es una carne con un sabor muy suave, lo cual permite combinarla con multitud de alimentos y de relleno a gusto.
  • Es apto añadir al relleno unas cuantas uvas pasas, que van de maravilla con las espinacas y aportarán un punto agridulce muy agradable. Para ello, es necesario rehidratarlas previamente en agua tibia.
  • Debemos tener en cuenta que la técnica culinaria empleada para cocinar esta pechuga es la fritura, lo cual va a incrementar el valor calórico del plato.