Pastel imposible, chocoflan o tarta mágica ¡Magia en tu horno!

Te traemos un postre que se hizo muy famoso: un rico chocoflan. Si sos amante de lo dulce, no te podes perder esta receta.

También se llama tarta mágica, por como se invierten las capas a la hora de cocción. Y luego a la hora de disfrutarlo, tiene 2 texturas y sabores muy diferentes pero que en tu boca se combinan a la perfección.

Si queres que este postre te salga a la perfección, solo tenés que seguir la receta al pie de la letra. Una vez que la prepares, te vas a dar cuenta que es muy fácil de hacer y vas a querer repetir sin dudarlo.

Para este rico chocoflan, vas a necesitar

Ingredientes

Para el Brownie

125 gr. de Chocolate para fundir

80 gr. de Manteca

3 Huevos

125 gr. de Azúcar

80 gr. de Harina 0000

2 cdas. de Cacao puro en polvo

Una pizca de Sal

Para el Flan

300 ml. de Leche Entera

4 Huevos

120 gr. de Azúcar

Para el Caramelo

80 gr. de Azúcar

3 cdas. de Agua

Preparación

Para empezar, preparamos un molde (yo utilizo una flanera de 16 cm de diámetro por 10 cm de alto). Simplemente engrasamos con manteca o aceite por toda la base y las paredes.

Luego hacemos el caramelo, para esto ponemos la sartén en un fuego medio/mínimo y agregamos el azúcar junto con el agua.

Simplemente tenés que esperar a que cambie de color (no muy oscuro). Una vez que se dore el azúcar y se transforme en caramelo, lo volcamos en el molde y reservamos.

La cocción será a baño maría, así que llenamos una bandeja grande con bastante agua y la dejamos en el horno, mientras lo dejamos precalentado a unos 180ºC.

Primero hacemos el brownie, ponemos en un bol el chocolate troceado. Luego volcamos la manteca previamente derretida, mezclamos hasta que el chocolate se funda y se integre, reservamos.

En otro bol ponemos los 3 huevos y añadimos el azúcar, batimos enérgicamente o con ayuda de una batidora eléctrica hasta que los huevos tomen un color pálido.

Una vez que tengas el punto deseado, agregamos el chocolate derretido y seguimos batiendo. Con un tamizador, agregamos la harina, la pizca de sal y el cacao en polvo.

Dejamos de batir y mezclamos con una cuchara de pastelería dando movimientos envolventes hasta tener una crema homogénea.

Volcamos esta crema en el molde, y a este lo golpeamos un poco contra la mesa así la crema queda bien nivelado, reservamos.

Ahora viene la parte en donde hacemos el flan. Agregamos los 4 huevos en un bol y batimos de a poco, mientras se revuelve agregamos el azúcar y la leche.

Hay que batirlo por lo menos unos 5 minutos. Pasado el tiempo, volcamos el contenido liquido sobre el molde con mucho cuidado.

Un truco es poner una cuchara al revés arriba del molde y luego volcamos el liquido sobre la cuchara. Esto hace que el liquido no se vaya abajo de la crema y quede bien separada.

Cuando termines de volcar el liquido, cubrimos el molde con papel aluminio y lo llevamos al horno. Simplemente colocamos el molde sobre la bandeja con agua.

Y dejamos que se cocine por 1 hora (o un poco mas) a 180ºC. Pasado el tiempo, retiramos del horno y dejamos que se temple por al menos unos 30 minutos.

Ya templado, lo mandamos a la heladera por un mínimo de 3 horas. Luego sacamos de la heladera y desmoldamos sobre un recipiente.

Listo, ya tendrías un rico chocoflan riquísimo e ideal para acompañar algún café de la tarde o incluso usarlo de postre al terminar un almuerzo.

Trucos y Consejos

Al principio cuesta un poco y podes tener muchos errores. Con el tiempo y mucha practica, este postre es uno de los mas fáciles de preparar.

Recomiendo mucho que lo hagas en verano y que lo acompañes con helado o crema batida. Con cualquiera de estos dos, realza un montón el sabor dulce.

Para no renegar con el desmolde, podes utilizar un molde desmontable.

Fuente: Anna Recetas Fáciles