Para casa o llevar en el táper: Receta fácil tarta de pollo, cebolla y queso

Tarta de pollo, cebolla y queso, una receta súper sabrosa para el fin de semana, en el almuerzo o la cena. También es ideal para llevar en el táper al trabajo o para cualquier otra actividad fuera de casa.

Una de las ventajas de preparar tartas es su versatilidad, porque aceptan todo tipo de rellenos. Tanto las tartas saladas como dulces nos permiten numerosas variantes que quedan muy bien.

Es interesante conocer su origen e historia, en sí el término tarta es de origen vikingo y denota una confección de harina horneada que se mezcla con huevos.

El progenitor de todo esto es el pan en su forma más sencilla, y a medida que se desarrollaron las técnicas para hornear y fermentar los patrones de alimentación cambiaron. Por ejemplo: los panes romanos estaban enriquecidos con huevos y manteca, seguramente habrán alcanzado una consistencia similar a la de una tarta o pastel.

Veamos a continuación los ingredientes que se necesitan para preparar esta riquísima Tarta:

Ingredientes

  • 1 Masa de tarta hojaldrada
  •  300 gr. de Pollo (previamente hervido y cortado en tiritas)
  •  2 Cebollas de verdeo
  •  1 Zanahoria
  •  2 cdas. de Perejil
  •  1 Morrón colorado
  • 1 cda. sopera de Aceite de oliva
  • 3 cdas. de Queso crema
  • 3 Huevos duros
  • 100 gr. de Queso cremoso
  •  100 gr. de Queso rallado
  • 1 taza de Cebolla (rehogada previamente)

Preparación

  • En primer lugar, vamos a saltear las verduras picadas en un sartén amplio con aceite de oliva.
  • Luego incorporamos las tiritas de pollo previamente cocinado y también le sumamos las 2 cucharadas de perejil picadito, removemos.
  • Seguidamente le añadimos el queso cremoso y también el queso rallado, mezclamos bien todos los ingredientes.
  • Ahora llegó el momento de armar esta sabrosa tarta de pollo, colocando la masa hojaldrada en una fuente para horno y vertemos el relleno.
  • Paso siguiente, lo cubrimos con la cebolla previamente rehogada, los huevos duros bien cortaditos y finalmente el queso cremoso.
  • Pre-calentamos el horno a 160º C, e introducimos la fuente para que reciba cocción durante unos 30 minutos aproximadamente.
  • ¡Cuando se haya gratinado el queso y dorado la masa, retiramos del horno para servir y degustar esta tentadora Tarta de pollo, cebolla y queso!

Recomendaciones:

  • Un secreto que es aplicable en todas las tartas, es poner una cucharada de mostaza y distribuirla de manera uniforme en toda la base, esta hará que la humedad del relleno no pase a la masa.
  •  Con respecto a la masa, podemos usar una pascualina solo para la base, y así consumís menos harina.
  • Otra recomendación, si es de nuestro gusto es poder añadirle un chorrito de vino blanco a la sartén

durante el agregado de verduras y las tiritas de pollo hasta que se evapore el alcohol.

error: Contenido protegido por derechos de autor