Pancitos rellenos de perejil y queso caseros muy fáciles de preparar

¿Estás buscando una receta original y deliciosa para sorprender a tus amigos y familiares? ¡Estás en el lugar adecuado! Hoy te presento una receta que combina sabores frescos y queso en una masa suave y esponjosa.

Estos pancitos rellenos de perejil y queso son muy fáciles de preparar y son ideales para acompañar una comida o disfrutar como una entrada. ¡Vamos a empezar!

Cómo preparar Pancitos rellenos de perejil y queso caseros

Para preparar estos deliciosos pancitos rellenos, vamos a necesitar:

Ingredientes:

-100 ml Leche tibia
-100 ml Agua tibia
-50 ml de Aceite
-1 cucharada de azúcar
-5 gr de levadura instantánea
-1 cucharada de vinagre
-420 gr de harina
-1 cucharadita de sal
Para el Relleno:
-125 gramos de manteca
-50 ml de aceite
-Queso feta (cantidad deseada)
-Perejil fresco picado (cantidad deseada)

Preparación

  1. En un bol grande, combina la leche tibia, el agua tibia, el aceite, el azúcar, la levadura instantánea y el vinagre. Mezcla hasta que el azúcar y la levadura se disuelvan.
  2. Agrega la harina y la sal. Amasa la mezcla durante 2-3 minutos hasta obtener una masa de consistencia media. Cubre el bol con un paño y deja reposar la masa durante 40 minutos.
  3. Después de 40 minutos, presiona la masa para liberar el aire. Divide la masa en 4 partes iguales y cubre tres de ellas para reservar.
  4. Extiende una de las porciones de masa en un círculo de aproximadamente 45 centímetros de diámetro.
  5. Combina la manteca derretida y el aceite, y aplica esta mezcla sobre la masa estirada.
  6. Doble la masa en tres partes, aplicando aceite en cada doblez.
  7. Repite este proceso con las otras tres porciones de masa, utilizando la misma mezcla de manteca y aceite para pincelarlos.

Te recomendamos: Pancitos esponjosos en vasitos ¡El método que pocos conocen!

Formación de los Pancitos y horneado

  1. Abre la primera masa doblada y aplícale una capa de queso feta desmenuzado y perejil picado.
  2. Dóblala nuevamente y presiona suavemente los bordes para sellarla. Esto evitará que se abra durante la cocción.
  3. Repite el proceso con las demás masas rellenándolas con queso y perejil.
  4. Cubre los pancitos rellenos con un paño y déjalos reposar durante 30 minutos.
  5. Mezcla una yema de huevo con una cucharadita de aceite y aplícala con cuidado sobre los pancitos.
  6. Precalienta el horno a 190°C. Lleva los pancitos rellenos al horno precalentado y hornéalos hasta que estén dorados y crujientes.
  7. Una vez que estén listos, retíralos del horno y sírvelos. ¡Te sorprenderá el resultado!

Estos pancitos rellenos de perejil y queso son una verdadera delicia casera que impresionará a todos. Su masa esponjosa y su relleno fresco los convierten en una elección perfecta para cualquier ocasión.

Si te ha quedado alguna duda, te invitamos a que veas el video de los creadores de la receta, Halime’nin mutfağı: