Saltar al contenido

Pan de Hamburguesa Casero y Esponjoso

Ya te dimos anteriormente la receta de unas ricas hamburguesas, pero claro falta una de las cosas mas importantes para crear una buena hamburguesa: el pan.

Esto es ideal para prepararle a los chicos o incluso si justo tenes el cumpleaños de tu hijo es lo mejor ya que sabes de donde viene la hamburguesa y el pan.

Lo mejor de todo esto es que es casero, nada de comida chatarra proveniente de un local de comidas rápidas, no tenes ni idea de que tienen adentro, si es de carne vacuna de verdad o si le hacen algo en la cocción. Una vez que pruebes estas hamburguesas no vas a querer ir mas a una tienda a comprar este tipo de comidas.

Para el panes esponjosos vamos a necesitar:

Ingredientes

-650 gr Harina 000

-2 cdas. de Leche en polvo

-70 gr de Azúcar

-25 gr. de Levadura fresca

-1 cdita. de Sal

-350 cc de Leche tibia

-1 Huevo

-70 g de Manteca derretida

-Cantidad necesaria de semillas de sésamo para decorar

Preparación

Empezamos haciendo el fermento para la masa, diluimos en un recipiente pequeño la levadura con un chorrito de leche tibia, mezclamos bien hasta que no hayan grumos y dejamos descansar en un lugar calentito hasta que duplique su volumen.

En un bol vamos agregando la harina, el azúcar, la sal, la leche en polvo y mezclamos bien. Terminamos de mezclar y ahuecamos en el medio. Allí agregaremos la manteca, el huevo batido, la leche tibia y el fermento.

Integramos bien todos los ingredientes mezclandolos un poco, cuando vemos que ya esta lista para amasar, volcamos sobre la mesada para trabajarla. Al inicio esta masa es algo pegajosa pero poco a poco va ir tomando consistencia, tenemos que tratar de no agregarle más harina hasta trabajarla bien.

Vamos amasando golpeándola y trabajandola vigorosamente de forma constante, esto es lo que va ayudar a que la masa tome aire y consistencia. La masa todavía tiene que seguir pegajosa, por eso lo dejamos descansar bien tapada por unos 25 minutos.

Vas a ir notando que la masa ahora tiene unas estrías, por lo cual te esta pidiendo descansar un poco mas, tapamos el bol y la dejamos por unos 15 minutos más.

Es así, cuanto más amasemos y más dejemos reposar, mejor nos va a salir el pan.

Luego le damos un último amasado para darle mas suavidad y tener un pan bien esponjoso por unos 40 minutos aproximadamente, dejamos descansar la masa sobre una placa con una fina capa de aceite.

Pasado este tiempo la ponemos sobre la mesa y empezamos a desgacificarla apretándola con las palmas de las manos hasta tener un rectángulo, después doblaremos los extremos hacia el centro, presionamos un poco y damos vuelta la masa.

Ahora cortamos las piezas del tamaño deseado y la dejamos reposar por unos 15 minutos, luego en cada pieza vamos a agarrar todos los bordes de esta y la llevamos hacia el centro, luego la damos vuelta y hacemos un bollito.

Luego la aplastamos un poco dándole la forma del pan, así hacemos con todas las piezas. Enaceitamos un placa apta para horno y ponemos los panes dejando un espacio entre ellos.

Agarramos un poco de agua y con una brocha nos ayudamos a esparcir por toda la superficie de los panes, esto nos ayudará para que al poner las semillas de adhieran bien, luego rociamos con sésamo.

Ahora viene el toque final para dejarlo extra esponjoso, dejamos descansar tapadas con papel film por unos 30 minutos (o hasta que doblen su volumen), cuando ves que ya levaron están listas para llevarla al horno.

La cocción siempre es dependiendo de la potencia de tu horno por eso es buenísimo si tenes un termómetro, la temperatura ideal para estos panes es de 180º C por unos 20 minutos.

Si no tenes termómetro lo ideal seria dejarlo en fuego medio y recién a los 15 minutos ir revisándolos que estén bien doraditos.

Y listo ya tendríamos nuestros ricos y esponjosos panes para hamburguesas, lo único que tiene de malo es la cantidad de reposo que conlleva, pero es muy importante dejarla descansar ya que así se logra esa textura bien esponjosa que tanto nos gusta.

Un tip que te puedo dar es que antes de llevarlas al horno, las peses. Por lo general, yo hago de 75 gr para los chicos y de 100 gr para las grandes, lo bueno es que una vez tengas el pan ya podes ir midiendo la hamburguesa para que quepa perfecto.