Pan casero con manteca ¡Super esponjoso!

Si queres probar un pan casero delicioso y super esponjoso, no dejes de hacer esta receta. Este es un pan estilo pebete, riquísimo e ideal para hacer toda clase de sándwiches o para comerlo sólo calentito.

Es una receta súper sencilla de hacer, por eso si nunca te has animado ésta es la oportunidad para lucirte y hacer este delicioso manjar esponjoso.

Animate a hacerlos, vas a ver que te van a quedar espectaculares. ¡Manos a la obra!

Ingredientes

-1 Huevo
-40 g. de Azúcar
-12o g. de Manteca
-1 cda. (café) de sal
-240 cc. de Leche
-560 g. de Harina Común
-10 g de Levadura seca

Procedimiento

  • Colocamos en un recipiente la leche tibia, la levadura seca y las cucharadas de azúcar. Mezclamos bien para integrar y dejamos reposar por unos 15 minutos, tapado en un lugar templado.
  • Pasado este tiempo mezclamos e incorporamos el huevo, la manteca y la sal. Mezclamos nuevamente.
  • Vamos a incorporar de a poco la harina, con la ayuda de un batidor iremos mezclando hasta que veamos que ya podemos trabajarla con nuestras manos.
  • Volcamos sobre la mesada y comenzamos a trabajarla hasta formar un bollo bien elástico. De ser necesario, agregamos un poco más de harina, amasamos hasta que deje de pegarse en las manos.
  • Ponemos la masa en un recipiente y lo tapamos con una bolsa o papel film, dejamos reposar en un lugar a temperatura ambiente por una hora o hasta que duplique su volumen.
  • Enmantecamos y enharinamos un molde, en este caso hemos elegido un molde tipo budinera, así nos salen más parejos y del todos mismo tamaño.
  • amasamos nuevamente un poco la masa y la vamos a separar en 4 partes iguales, de ser posible las pesamos.
  • Vamos a trabajar cada bollito, amasamos nuevamente y luego los estiramos. Enroscamos como formando un rollito y acomodamos en el molde, dejando un espacio entre cada uno.
  • Tapamos en molde con una bolsa y dejamos reposar por 1 hora aproximadamente.
  • Pasado este tiempo, vamos a ver que nuevamente leudó.
  • Mezclamos una yema con un poco de leche y luego pincelamos cada unos de los rollitos.
  • Llevamos a horno precalentado a bajo, por unos 40-45 minutos o hasta que veas que la superficie esté bien dorada.
  • Pasado este tiempo, retiramos del horno y dejamos desmoldamos con mucho cuidado.
  • Veremos que tenemos como resultado un pan super esponjoso y delicioso, ideal para hacer sándwiches.

Tips y consejos

  • Recordemos que para que tengamos como resultado un pan bien esponjoso, es necesario respetar los tiempos de leudado.
  • Una vez que separamos la masa en bollitos, es muy importante amasarlos de forma individual, es clave estirarlos con la ayuda de un palo de amasar y enrollarlos antes de acomodarlos en el molde. Esto le dará el aire necesario para que salga más que esponjoso.
  • Es clave a la hora de hacer cualquier preparación, que el horno precalentado a la temperatura asignada. De lo contrario se nos puede arrebatar los panes, cocinarse por fuera y quedar crudos por dentro. Si el horno no tiene la temperatura correcta, el pan tardará más en cocinarse y puede quedarnos secos sin dorarse por fuera.