Saltar al contenido

Palo Borracho

El palo borracho (Ceibas speciosa) es un árbol nativo del Noreste de Argentina y sur de Brasil. Puede alcanzar los 20 metros de altura, con una copa amplia y hemisférica en lugares abiertos y reducida en ambientes selváticos. Se propaga fácilmente por semillas, las cuales germinan a los 10 días, requiriendo un buen riego. Es un árbol de crecimiento medio. Pueden conservar su poder germinativo por más de 5 meses. Tolera muy bien las sequías, debido a que es capaz de almacenar el agua el rocío, en el tercio inferior del tronco. Se lo utiliza como ornamental y con el algodón de sus frutos se rellenan almohadas, almohadones y colchones, ya que no causa reacciones alérgicas.

El tronco se engrosa próximo a su base, pero es esbelto cuando crece en el monte, ya que debe competir por la luz con otros árboles. La corteza es verde y lisa en los ejemplares jóvenes, mientras que en los adultos se alternan zonas grises con zonas verdes, algo agrietadas, presentando en ambos casos aguijones cónicos. Con las fibras de la corteza se fabrican sogas y bolsas.

Palo borracho tronco

Por la forma del tronco los indios de la zona del chaco creen que representa el cuerpo de una mujer, el cual se va formando en tres períodos de vida: la juventud, en la que el árbol muestra su tronco con la esbeltez de una doncella; el de la plenitud, en el que el mismo muestra las formas de la mujer en su vigor espiritual y físico; y la vejez, en la que el árbol muestra las formas maduras de la matrona, reposada, que se convierte en “madre nuestra pegada a la tierra”.

El follaje es caduco y está formado por hojas compuestas, palmadas, con 5 a 7 folíolos lanceolados, acuminados con el borde aserrado. Las flores son bisexuales, grandes, solitarias o agrupadas de 2 ó 3, con 5 pétalos rosados por dentro. Presentan la base blanco amarillenta con líneas oscuras. Estos colores contrastantes son muy atrayentes para los picaflores. Los 5 estambres están unidos por sus filamentos, formando un tubo por cuyo interior pasa el estilo que sobresale con su estigma capitado, es decir que termina en una porción redondeada. Además por ser tan vistosa, fue declarada Flor provincial del Chaco. Florece a finales de enero hasta principios de mayo.

Palo borracho flor 2

Fructifica en otoño-invierno. El fruto es una cápsula oblonga de 15 a 20 cm. de largo, de color verde, que al madurar se vuelve parda, abriéndose en 5 valvas coriáceas con forma de canoa, lo cual permite apreciar la abundante paina blanca y sedosa, que luego será transportada por el viento diseminando las semillas que contiene. Estas son casi esféricas y oscuras, de unos 5 mm. de diámetro. Es muy común observar a la catita cirirí (Brotogeris chiriri) alimentándose de estas semillas, la cual se la distingue por su notable faja amarillo oro en las cubiertas.

Palo borracho Catita chiriríPalo Borracho con Frutos

Los pobladores que vivían a los márgenes del río Pilcomayo utilizaban su tronco para hacer canoas livianas y resistentes, bateas o recipientes para amasar la harina, y tambores, toneles para fermentar aloja. Las espinas de forma cónica se hierven en agua, ya que se cree que tienen propiedades para calmar el dolor de espalda y hasta curar el alcoholismo.

De hecho, los wichís, utilizaban las flores, hojas y espinas para “aliviar los dolores en el pecho, la tos y las cefaleas respectivamente”.

En las comunidades indígenas del río Quiquibey, en Bolivia, se hace una infusión de la corteza, mezclada con miel de abeja y tomada como mate para tratar el resfrío, tos o gripe.

El cocimiento de las flores de Ceiba insignis se usa para hacer fomentos “contra dolor de cabeza y jaqueca”, señala el botánico alemán Jorge Hierónymus en su obra ‘Plantae diaphoricae florae Argentinae’ (1882).

Las espinas del tronco de la especie de palo borracho Ceiba chodatii se utilizan en preparaciones para «el tratamiento de afecciones de los riñones, para el dolor de espalda o de cintura, etc«, según documenta el libro paraguayo ‘Plantas medicinales del Gran Chaco’.

Para ello, allí se indica la siguiente preparación:

«Para utilizarlas correctamente, primero es necesario triturar los aguijones o espinas. Después se agregan al agua y se toman. Lo más común para un chaqueño es incorporarlas al agua para el tereré y tomarlas en el día. La cantidad recomendada es de 7 espinas trituradas por cada litro de agua. Han podido registrarse varios casos donde se aplicó este tratamiento con mucho éxito en problemas de riñón. También se utiliza para bajar de peso, como quema grasa. En ese caso las espinas se trituran y se hierven».

Sin lugar a dudas que el palo borracho es un árbol ideal para tener en casa y disfrutar no solo de su hermosa, sino también de todos los beneficios que nos proporciona al cuerpo.