Mantecol casero, receta

Mantecol casero, receta

Mantecol

Ahora que se acercan las fiestas es una buena época para preparar este riquísimo postre tan tradicional en las mesas de Navidad y Año Nuevo. El mantecol es un postre de origen griego preparado a base de maní. Muy fácil y rápido, hoy les traemos una receta para prepararlo en casa.

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Maní tostado, pelado, sin sal 200 gr.
  • Aceite de girasol 2 cucharadas
  • Clara de huevo 1
  • Azúcar 150 gr.
  • Sal una pizca
  • Miel 1 cucharada colmada
  • Agua 4 cucharadas
  • Esencia de vainilla 1 cucharada

Preparación:

Vamos a comenzar preparando la pasta de maní, para ello vamos a procesar el maní con las dos cucharadas de aceite de girasol. Si no tuviéramos una procesadora con la suficiente fuerza va a convenir que antes de triturarlo lo piquemos previamente con un cuchillo. También se puede usar un mixer o licuadora, incluso después de procesarlos, mientras más fina quede la textura mejor será para nuestro postre.

Aparte vamos a preparar un caramelo que servirá para ligar nuestro mantecol. Ponemos en una olla pequeña o en un jarro amplio los 150 gr de azúcar, la cucharada de miel y las cuatro cucharadas de agua. Cuando empiece a hervir debemos remover y dejar cocinar durante aproximadamente 8 minutos hasta que quede un almíbar claro, rubio.

Mientras tanto, cuando el almíbar esté casi listo vamos a batir la clara de huevo con la pizca de sal hasta alcanzar el punto nieve. Vertemos el caramelo como en hilo en la clara a la vez que batimos para que quede incorporado y la preparación se entibie. Luego agregaremos la cucharada de vainilla para perfumar. A continuación vamos a volcar las claras sobre la pasta de maní y mezclamos de manera envolvente hasta quede homogéneo.

Inmediatamente la preparación se espesará, entonces la colocaremos en moldes de 15 cm por 20 cm que hayamos forrado con nylon, film o algún papel antiadherente, cuidando de distribuir de manera uniforme y dejando la superficie bien lisa. Cubrimos con nylon los moldes cerrándolos y llevamos a refrigerar por unos minutos para que adquiera mayor firmeza y así facilitar el desmolde y fraccionamiento en porciones.

Luego de cortarlo volvemos a llevar el mantecol a la heladera. Mientras más tiempo pase al frío mejor será su consistencia. Podemos guardarlo envasado en recipientes herméticos o envolverlos en papel de metal. Si el clima está seco y fresco podemos guardarlo a temperatura ambiente, sino lo óptimo es llevarlo a la heladera.

Deja un comentario