Saltar al contenido

Limpiar ollas manchadas luego de hervir agua

Como todos los utensilios de la cocina las ollas y cacerolas de aluminio son muy utilizados diariamente, seguramente hemos observado como se vuelve negro después de hervir agua en su interior.

La buena noticia es que hay soluciones caseras para resolver esto, de hecho hay 2 trucos muy efectivos para recuperar las ollas y las cacerolas.

Limpiar ollas manchadas luego de hervir agua

A continuación veremos 2 métodos que mucho nos ayudarán a dejar las ollas impecables:

¡Te invitamos a ver este video de nuestro canal! ¡No te lo pierdas! 

Limpiar ollas manchadas luego de hervir agua

Se trata de 2 trucos sencillos pero muy efectivos, aprendamos cómo hacerlo:

1. Con rodajas de limón

  1. En primer lugar, hay que llenar la olla de agua hasta llegar a la altura de la mancha oscura interna.
  2. Luego, se corta un limón en rodajas y lo echamos a la olla.
  3. Lo dejamos allí hasta que hierva y vemos como se va aclarando.
  4. Cuando observemos después de algunos minutos que el agua esté clara, apagamos el fuego, tiramos el agua y enjuagamos bien.
  5. Incluso, se puede realizar otro lavado con detergente como lo hacemos habitualmente.

2. Con bicarbonato de sodio o sal

  1. Para aplicar el segundo truco, hay que remojar la olla con agua y espolvorear un poco de bicarbonato de sodio o sal. No es necesario que el agua sea caliente, con solo utilizar agua de la canilla será suficiente.
  2. Luego, aplicamos el bicarbonato de sodio y esperamos durante algunas horas hasta que se aclare.
  3. Cuando notemos que aclaro la olla en su interior, le retiramos la mezcla y lavamos la olla como lo hacemos habitualmente.
  4. De ser necesario, vamos a repetir nuevamente el procedimiento hasta aclarar bien la olla o cacerola.

¡Apliquemos uno de estos trucos caseros para blanquear las ollas de aluminio!

Consejos y trucos:

Cuando una olla está quemada en el fondo, hay que cubrir el fondo con vinagre blanco y se calienta hasta hervir. También se puede mezclar 1 taza de agua y 1 taza de vinagre blanco, se deja a fuego medio durante algunos minutos hasta que se consuma del todo. Paso siguiente, dejamos enfriar y limpiamos el fondo de la olla.

El vinagre blanco también podemos verterlo un poco en el envase con atomizador y rociamos por toda la superficie de la olla, luego con la ayuda de una esponja frotamos suavemente de manera horizontal. Recordemos, si hacemos movimientos circulares la olla quedará rallada. Finalmente, secamos con un paño de microfibra.
Otro truco se puede realizar con ketchup, ya que contiene los ácidos que pueden ayudar a eliminar las manchas de óxido del aluminio. Aplicando y frotando la salsa de manera pareja sobre las manchas, se deja actuar durante 15 minutos y terminamos enjuagando con agua o con un paño húmedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.