Saltar al contenido

Leyenda de la Pericana

¿Quién no escucho alguna vez esta Leyenda llamada la Pericana?…Una popular leyenda oriunda de la provincia de San Juan y muy utilizada por las madres y las abuelas para asustar a los niños que se resistían a dormir la siesta. Según cuenta la historia, La Pericana deambula por las calles durante la siesta y en los días de verano con una apariencia tenebrosa y misteriosa.

Descripción de la Pericana

Según cuentan los que la han visto, se trata de una mujer delgada, dueña de un rostro hermoso y con una larga cabellera oscura. Ella camina por las calles cuando no hay nadie, calles solitarias y donde hace mucho calor va andando tranquila y sin prisa.

  • Su propósito es encontrar a niños que se escapan de sus hogares desobedeciendo a sus padres, para hacer travesuras a espalda de ellos.

Además le resulta fácil acercarse a los chicos por ser una mujer amable, llena de bondad y con una sonrisa dulce e irresistible.  Claro está, lo hace para seducirlos y atraerlos a ella. Pero la realidad es que cuando los tiene muy cerca, entonces demuestre su verdadera identidad. Comienza rápidamente a transformarse en todo lo contrario:

  • La mujer hermosa se transforma en un ser monstruoso, una mezcla de humano y matuasto. Sus ojos enormes se ponen amarillos fosforescentes, orejas puntiagudas, dientes largos, uñas filosas y hasta una larga cola. Pero ahí no termina su apariencia horrorosa, porque de su boca enorme y sangrienta sale un chillido insoportable. Sus manos pardas y esqueléticas sostienen un látigo y también un cuchillo, con estos elementos castiga a los pequeños desobedientes y hasta podría  devorarlos de ser necesario.

Concluyendo la leyenda hubo quienes desafiaron a la Pericana, sin embargo jamás regresaron para contar su experiencia. Por lo cual, suponemos lo que sucedió. Es interesante notar que el nombre que recibe la mujer de esta leyenda también recibe otros similares dependiendo del lugar o de la provincia, como por ejemplo: el famoso “hombre de la bolsa”.