Las mas ricas rosquitas caseras con muy pocos ingredientes

Las mas ricas rosquitas caseras con muy pocos ingredientes

¡Bienvenidos a nuestra deliciosa aventura culinaria! En esta ocasión, les presentamos la receta de las rosquitas caseras más ricas y sencillas de preparar. Con muy pocos ingredientes y un poco de cariño, podrán disfrutar de unos bocados irresistibles que alegrarán cualquier momento del día.

Estas rosquitas, llenas de sabor y esponjosidad, son perfectas para compartir con la familia, los amigos o simplemente para consentirse a uno mismo.

¡Prepárense para deleitarse con el aroma y el gusto de unas rosquitas hechas con amor en la comodidad de su hogar!

Ingredientes

  • 2 Huevos
  • 180 ml de Leche
  • 10 gr de Levadura fresca
  • 500 gr de Harina de trigo
  • 60 gr de Manteca
  • 30 gr de Azúcar
  • 1 cdita. de Sal
  • c/n de Aceite para freír
  • Azúcar (para espolvorear)

Modo de preparación

En un pequeño tazón o bowl, batir juntos los huevos, la leche y la levadura:

  1. En otro recipiente, mezclar la harina, el azúcar y la sal. También se trabajar la manteca en la harina con los dedos.
  2. Agregar los ingredientes húmedos a la mezcla de harina y mezclar bien con las manos hasta obtener una masa sin grumos.
  3. Formar la masa en una gran bola y colocarla en un bowl limpio. Cubrir la parte superior con papel film. Dejar reposar la masa durante 2 horas hasta que duplique su tamaño.
  4. Transferir la masa a una superficie de trabajo y dividirla en 9 piezas.
  5. Envolver la masa en un hilo largo y delgado. Luego, torcer los extremos uno alrededor del otro.
  6. Colocar los donuts retorcidos en una bandeja para hornear espolvoreada con harina.
  7. Cocinar los donuts a 30°C/86°F (sí, es la temperatura correcta) durante 1 hora.
  8. Calentar a fuego medio-alto una cantidad suficiente de aceite para freír. Freír los donuts hasta que estén dorados por ambos lados.
  9. Después de freír, los retiramos y colocamos en una bandeja con papel absorbente y espolvorear con azúcar a gusto.

¡Listas para degustar de estas delicias!

Te sugerimos: Rosquitas fritas de limón exquisitas

CONSEJOS:

  1. Temperatura de la leche: Asegúrate de que la leche esté a temperatura ambiente antes de mezclarla con los huevos y la levadura. Esto ayudará a activar la levadura y permitirá que la masa fermente adecuadamente.
  2. Amasar bien la masa: Cuando combines los ingredientes húmedos con la mezcla de harina, amasa bien la masa con las manos hasta que esté suave y sin grumos. Esto garantizará una textura uniforme y esponjosa en las rosquitas.
  3. Tiempo de reposo: Es importante dejar reposar la masa durante 2 horas para que fermente y aumente su volumen. Cubre el tazón con papel film y busca un lugar cálido y libre de corrientes de aire para el reposo.
  4. Técnica de formación de las rosquitas: Al dividir la masa en 9 piezas, asegúrate de formar tiras largas y delgadas. Luego, realiza un torcido en las extremidades para darle forma a las rosquitas.
  5. Controlar la temperatura del aceite: Antes de freír las rosquitas, asegúrate de que el aceite esté caliente, pero no demasiado caliente. Utiliza un termómetro de cocina para mantener la temperatura adecuada y evitar que las rosquitas se quemen.
  6. Escurrir el exceso de aceite: Después de freír las rosquitas, colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  7. Decoración con azúcar: Para lograr que el azúcar se adhiera bien a las rosquitas, espolvoréalas con azúcar mientras todavía estén calientes. De esta manera, el azúcar se pegará a la superficie de las rosquitas.

¡Con estos consejos, estarás listo para preparar las rosquitas caseras más deliciosas y esponjosas! Disfruta de esta deliciosa receta con tus seres queridos o como un dulce capricho para ti mismo. ¡Buen provecho!

Deja un comentario