Saltar al contenido

¿La flama de tu cocina sale muy baja? Soluciónalo con este sencillo truco

Es algo normal que, con el paso del tiempo, tus hornallas tengan una potencia de gas menor (o que directamente no enciendan) a cuando recién la compraste. Este es un problema muy común en estos tiempos y se debe a que hay algo obstruyendo el flujo del gas, ese es el problema de la hornalla con poca llama.

En estos casos, lo mas recomendable es limpiar todos los orificios de la hornalla como lo indica el manual cuando recién lo compraste. Si por de casualidad lo tiraste o no lo encontrás, no te preocupes por que acá te vamos a decir como destaparlo con mucha facilidad.

Truco para destapar la hornalla con poca llama

Antes que nada, tenes que saber la causa de este problema. Las hornallas (también conocido como quemadores) se tapan por residuos de alimentos (grasa mas que nada), restos de productos de limpieza o por hollín. Se puede evitar fácilmente, limpiando y enjuagando bien la zona frecuentemente. De esta manera, podrás decirle adiós a la hornalla con poca llama de tu cocina.

Te puede interesar: Con estos trucos las hornallas de la cocina lucirán brillantes y sin mucho esfuerzo

Como destapar las hornallas de tu cocina

Lo único que vas a necesitar para los siguientes pasos, son una aguja (también sirve un alfiler o alambre algo fino) y linterna. El grosor de la aguja es dependiendo de lo grueso que sea el tubo y trata que sea lo mas largo posible.

Teniendo estos materiales, vas a hacer lo siguiente:

  1. Apagamos todas las hornallas y tenemos que cerrar la llave de gas.
  2. Quitamos las hornallas y la rejilla para poder acceder a los tubos que expulsan el gas.
  3. Con la ayuda de una linterna, introducimos la aguja en el delgado tubo de gas. (advertencia: no hacer este paso con escarbadientes por que se puede llegar a romper).
  4. Hacemos un poco de presión y giramos la aguja, cosa de agarrar la mayor cantidad de residuos.
  5. Sacamos la aguja y la limpiamos bien. Repetimos los pasos anteriores al menos unas 3 veces mas.
  6. Con un cepillo de dientes que no utilices, limpiamos un poco el exterior del tubo y un poco por donde se encuentra el orificio.
  7. Simplemente armamos todos como estaba antes, abrimos la llave de gas y probamos.

Ahora vas a sentir una diferencia notable a como estaba antes. Si todavía sale con poca presión, es recomendable que llames a un profesional, ya que el problema esta en el caño principal.

Por nada del mundo trates de arreglar algo del caño principal, ya que podes dañarlo y es posible un accidente peor. Un gasista matriculado puede que sea algo costoso, pero tu seguridad y la de tu familia están primero.