Saltar al contenido

Huertas verticales: la alternativa que permite sembrar aún sin tener suelo

Para quienes les fascinan las huertas y poder aprovecharlas en sus hogares, la falta de espacio ya no es una excusa. De hecho, en balcones, terrazas y patios, son una alternativa ideal que facilitan la producción.

Esta forma de siembra permite cultivar las diferentes verduras, como por ejemplo: la lechuga, el perejil, la rúcula y las hierbas aromáticas. Algunas de ellas son; el tomillo, la menta, orégano, salvia, entre otros.

También es interesante como se pueden adaptar las especies medicinales y ornamentales y las frutillas.

Tengamos presente que esta técnica vertical, necesita de un buen aporte de nutrientes realizados con la mezcla de tierra, compost y arena para que resulte más liviano.

Veremos a continuación los materiales que se detallan y todo el procedimiento para fabricar nuestra propia huerta vertical:

Materiales para la construcción de la huerta

  • Caño de desagüe de 4″
  • T de 4″
  • Tapas de 4″
  • Caño de desagüe de 2″
  • Reducción de 4 a 2″
  • Tapas de 2″
  • Grampas Omega de 4 y 2″
  • Sistema de riego por goteo compensado
  • Sustrato -formado por tierra y abono-
  • Tornillos y tarugos
  • Taladro: mecha copa de 75 mm, otra de acero de 4 mm y una mecha de vidia de 8 mm
  • Destornillador
  • Sierra de mano

Procedimiento

  • Comenzamos cortando los caños de desagüe a la medida deseada, donde le vamos a realizar varios agujeros con una mecha. Tengamos en cuenta que la distancia entre cada agujero sera de 25 cm. aproximadamente.
  • Paso siguiente, cortar las cintas de riego por goteo y según la longitud del caño.
  • La idea es que las cintas pasen por el interior del tubo y cerrando uno de los extremos y perforando las tapas ciegas, por donde saldrá la cinta hacia afuera.
  • Una vez terminado esto, hay que incorporar el sustrato en el interior de los caños y comenzar a armar la estructura principal de la huerta. Teniendo presente que para lograr una estructura firme hay que ajustar los codos con los caños.
  • Paso siguiente, unir los tramos de caño a la estructura principal y conectar las cintas de riego.
  • También hay que fijar los caños a la pared con grampas omega y darle una ligera inclinación hacia el centro para facilitar el drenaje del sustrato.
  • Finalmente, rellenamos los conectores con el sustrato, se coloca la reducción de 4 a 2″ en el tramo inferior. Además ubicamos el cantero y se siembra los plantines.

Recomendaciones

  • Una recomendación es elegir siempre una pared soleada y en buenas condiciones, debido a que es sumamente  importante que la pared pueda sostener la estructura de huerta.
  • Recordemos que el cultivo debe estar acorde a la profundidad de los tubos para lograr un buen desarrollo de la planta. Como lo explicó un experto: “Se hace imprescindible agregar al sustrato cascarilla de arroz, turba, perlitas u otros materiales livianos para hacerlo más ligero y evitar la sobrecarga de la estructura…”

Para terminar, se recomienda contar con un sistema de riego por goteo como el más efectivo. Es la forma más garantizada de suministrar el agua a todo el cultivo vertical, como vimos con el uso de cintas y por su sencillo mantenimiento.