Saltar al contenido

Historia de vida de Marcelo Berbel

Marcelo Berbel, nació el 19 de abril de 1925 en Plaza Huincul, en Neuquén, Argentina. Fue poeta, compositor, escritor de obras inéditas y músico folklorista de la Patagonia. Sus padres, Juan Berbel y María Teresa Arriagada, natural del Neuquén y descendiente de Mapuches.

Fue uno de los poetas más influyentes de la Patagonia, de hecho fue quien compuso los himnos oficiales de la provincia de Neuquén y de su capital, junto al compositor Osvaldo Arabarco.

Sus famosas canciones han sido interpretadas por reconocidos artistas de la Argentina y con una amplia difusión, inclusive han sido adaptadas a diversos estilos. Por ejemplo: La Pasto Verde, El embudo, Amutuy, Soledad, son tan solo algunos de sus temas que han ganado gran popularidad de la voz de cantantes como Jorge Cafrune, José Larralde, Soledad Pastorutti, León Gieco, Malón y Rubén Patagonia. Además de componer temas con autores tales como Pablo Neruda, a quien se lo consideró el “Más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma”.

Es interesante notar como Marcelo Berbel también cumplió funciones legislativas, donde se desempeñó como convencional constituyente en la redacción de la constitución de esa provincia patagónica. Marcando su postura firme, una vez declaró lo siguiente:

“Mi política es celeste y blanca y mi patria son los mapuches”.

Además es padre de los integrantes del dúo Hermanos Berbel, que fue conformado primero por Néstor Armando Berbel (Guchi) y Hugo Marcelo Berbel (Chelito). Luego del fallecimiento de “Guchi”, el dúo continuo de la mano de “Chelito” y se sumó Marité Berbel, quienes lograron llevar a la música a tantos escenarios nacionales como internacionales.

Marcelo Berbel falleció el 9 de abril de 2003, por una afección pulmonar en la capital neuquina. Sin duda alguna, Marcelo Berbel le dejó un legado invalorable al folklore argentino.

De hecho, en el año 2014 Marcelo Berbel fue inmortalizado a través de una estatua que fue inaugurada en pleno centro de la ciudad de Neuquén. La ubicación de la escultura en tamaño real fue ubicada en el bulevar de Avenida Argentina e Independencia, a un costado de la fuente Cibeles, lugar que se eligió debido a que el poeta y músico escribió “Regreso al Ayer”.